La FIFA pasa página a los escándalos con el sorteo del Mundial 2018

Sepp Blatter fue reelegido hoy en la presidencia de la FIFA, archivo
Sepp Blatter fue reelegido hoy en la presidencia de la FIFA, archivo

San Petersburgo, Rusia. La FIFA intenta pasar página a los escándalos con el sorteo de la fase de clasificación del Mundial de Rusia 2018 que se celebrará mañana, sábado, en un suntuoso palacio de San Petersburgo.

Será el último evento de este calibre al que asista el suizo Joseph Blatter, quien no se había atrevido a abandonar su país desde que las investigaciones por corrupción pusieran contra las cuerdas al máximo organismo del fútbol mundial que él preside.

Blatter, que dejará el cargo en febrero de 2016, será recibido en la antigua capital de los zares por su principal valedor, el presidente ruso, Vladímir Putin, quien siempre ha defendido la honestidad del suizo y la limpieza de la candidatura rusa.

Putin, que ve la mano negra de la Casa Blanca tras la investigación abierta contra la FIFA, presidirá la ceremonia en un intento de hacer imposible que Rusia se pueda ver privada de la ansiada Copa Mundial, como han demandado federaciones como la inglesa.

El Palacio de Constantino, la residencia de verano del jefe del Kremlin a orillas del Golfo de Finlandia, acogerá la ceremonia que contará con la participación de estrellas como el brasileño Ronaldo, el italiano Fabio Cannavaro, el uruguayo Diego Forlán o el camerunés Samuel Eto’o.

Pese a que Blatter atraerá sin duda todas las miradas, la intriga de la ceremonia estará en el sorteo preliminar, en el que la actual campeona mundial, Alemania, será cabeza de serie, al igual que España, Argentina y Brasil.

En la zona europea 52 equipos -Rusia ya está clasificada como anfitriona- entrarán en el bombo y será el azar el que determine la composición de los siete grupos de seis equipos y dos de cinco.

Como es habitual, se clasificarán los nueve campeones de grupo, mientras los ocho mejores disputarán la repesca en noviembre de 2017, para un total de 13 equipos europeos mundialistas.

Debido a la importancia de sus mercados televisivos, España, Inglaterra, Alemania, Francia, Italia y Holanda integrarán obligatoriamente los grupos con seis equipos, lo que les da una ligera ventaja de inicio.

No obstante, como Italia y Francia no son cabezas de serie, cabe la posibilidad de que dos grandes potencias del fútbol europeo coincidan en el mismo grupo, por lo que el sorteo puede poner en aprietos a más de un seleccionador.