La FIT muestra su preocupación por alerta terrorista en Bruselas

f9f22_tennis

Londres. La Federación Internacional de Tenis (FIT) ha mostrado este sábado su preocupación por la decisión del gobierno belga de elevar la alerta terrorista en Bruselas, a sólo seis días de la final de la Copa Davis.

La final de este año enfrenta a Bélgica con Gran Bretaña en Gante, una ciudad que se encuentra a algo más de 56 kilómetros al noroeste de Bruselas.

El nuevo presidente de la FIT, el estadounidense David Haggerty, ha comentado a la BBC que, no obstante, los preparativos para la final continúan, aunque el asunto de la seguridad es “la prioridad más alta” de su organización.

“Durante la última semana, la FIT ha estado en constante contacto con las autoridades competentes, la Real Federación Belga de Tenis, la Asociación de Lawn Tennis y nuestra empresa que evalúa los riesgos, y este diálogo continúa en la actualidad”, ha señalado.

“Somos conscientes de que Bélgica ha elevado el nivel de alerta terrorista en Bruselas. Esto nos preocupa mucho, pero, en la actualidad, continuamos con los preparativos”, ha dicho.

“Lo que dije la semana pasada es cierto hoy en día. La seguridad de los jugadores, los aficionados, los medios y el personal que trabaja sigue siendo nuestra mayor prioridad”, ha apuntado el presidente de la FIT.

Estas declaraciones se producen después de que el partido del Anderlecht en Lokeren de la primera división belga fuera cancelado.

En el mismo fin de semana de la final de la Copa Davis se disputa también la prueba ciclista Seis Días de Gante, con una gran seguridad.

El equipo británico, cuyo número uno Andy Murray fue eliminado este viernes en la primera fase de grupos del Masters ante el suizo Stan Wawrinka, está todavía a la espera de viajar a Bélgica, como estaba previsto en principio, este domingo.

La final se disputará en el Flanders Expo de Gante, con capacidad para 13.000 espectadores.

Existe un reciente precedente, si la FIT decide cambiar la sede por motivos de seguridad. Se produjo el pasado septiembre en la eliminatoria entre Ucrania y Bélgica, que se trasladó a la sede neutral de Tallin (Estonia) debido al conflicto en el este de Ucrania.