La Florida busca radical reforma en la educación

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/FC201597-2DDA-46A3-86FB-3556F98B95B8.jpeg

Miami.- Una completa transformación del currículo de la enseñanza pública, el aprendizaje de un tercer idioma y una exigencia académica más rigurosa, son algunas de las propuestas de lo que podría ser la reforma educativa más importante de la Florida, e incluso del país, de los últimos 10 años.

La reforma tiene la posibilidad de convertirse en ley durante las actuales sesiones legislativas, según publica El Nuevo Gerald.

Los dos cambios más radicales serían el reemplazo del Sunshine State Standards (SSS), el material de estudio que los estudiantes deben aprender en cada grado, y un mayor rigor en la prueba del FCAT, con la inclusión de estudios sociales como tema a ser evaluado, además de las porciones de escritura, lectura, matemáticas y ciencia.

La idea es lograr lo que el líder mayoritario de la Cámara de Representantes, Marco Rubio, ha concebido como una ‘’educación de primera clase mundial’’, para colocar a los estudiantes de la Florida a la par de cualquiera de los mejores estudiantes del mundo.

‘’Nuestros alumnos deben estar preparados para enfrentarse a las necesidades del nuevo sistema económico y tecnológico mundial. Deben dominar un segundo o tercer idioma y conocer sistemas políticos y de gobierno para competir en el mundo globalizado’’, dijo Rubio a El Nuevo Herald.

Según el legislador republicano por Miami-Dade, es ‘’evidente’’ que las escuelas públicas no están preparando a los estudiantes para vivir en un mundo altamente competitivo.

‘’Ellos no van a competir con los niños de Mississipi o Alabama …. Están obligados a entender otras realidades para poder intercambiar con ellos’’, expuso Rubio

Parte de los cambios se verán reflejados en una reforma curricular del SSS, con normas y objetivos específicos desde pre-kindergarten hasta el grado 12, y en un mayor peso del FCAT, el instrumento de evaluación que, además de determinar si un alumno pasa de grado, podría asegurar becas del gobierno y la admisión de los estudiantes en college o la universidad, si éstos fallan en las pruebas del SAT o ACT.

Aunque representantes de ambos partidos han votado unánimente por los cambios que Rubio presentó siguiendo las propuestas incluidas en el libro 100 ideas innovadoras para el futuro de la Florida, existe resquemor entre algunos demócratas y organizaciones sindicales sobre el papel del FCAT en la educación pública escolar.

Los cambios serán discutidos durante estas sesión legislativa, después que el Consejo de Escuelas y Enseñanza aprobó a principios de abril considerarlos bajo un proyecto de ley que irá a la Cámara en los próximos días.

De ser aprobado el proyecto, la nueva ley de cambios educativos entrará en vigor en enero del próximo año.

‘’Este sería el proyecto de ley educativo más importante que podría aprobarse en estas sesiones’’, dijo la republicana Anitere Flores, la presidenta del comité de educación K-12 de la Cámara.

Según la legisladora, con la nueva ley ‘’estaríamos asegurando que las futuras generaciones reciban una educación de más rigor y nivel más alto en la nación … desafortunadamente las estadísticas muestran que nuestros estudiantes están atrás comparado con niños de otros países’’, insistió Flores.

Paralelamente, en el Senado existe un proyecto de ley similar al de la cámara baja que es auspiciado por el republicano de Niceville Don Gaetz, el presidente del comité de educación K-12 en la cámara alta.

El mismo propone revisar los estándares de la materia de Estudios Sociales, y pone énfasis en la enseñanza de Educación Cívica y Gobierno Norteamericano.

Solicita, además, que la inclusión de estudios sociales en el FCAT sea para el curso escolar 2012-2013, y que esta parte del examen se administre una vez en la primaria, la intermedia y la secundaria.

Sin embargo, la senadora demócrata de Miami-Dade Frederica Wilson considera que añadir más severidad a la prueba del FCAT es un ‘’suicidio político’’, por el efecto negativo que, según ella, el examen ha tenido en los estudiantes

‘’En lugar de ser un instrumento de evaluación, el FCAT ha sido usado como un instrumento de castigo para los niños y ha afectado el proceso de enseñanza’’, aseguró Wilson.

La senadora no está de acuerdo con los cambios a la prueba que se están preparando en ambas cámaras. ‘’Espero que el FCAT se elimine para el 2010, porque ha sido usado en forma muy negativa’’, acotó.

La Asociación de Educación de la Florida (FEA), la unión de maestros a nivel estatal, aclaró que si bien está a favor de cualquier sistema que asigne responsabilidad a los educadores y apoya una mayor exigencia académica a los estudiantes, no está de acuerdo con el uso que se le ha dado al FCAT.

‘’La amenaza más seria es la presión arbitraria y caprichosa que el FCAT ejerce sobre alumnos y maestros, por el tiempo que se consume en las pruebas en lugar de enseñar, y el abandono de las escuelas por este examen’’, reza un comunicado de la organización sobre los cambios propuestos.

La FEA considera que la prueba debe usarse como diagnóstico, y no para ‘’promover, retener, graduar a los estudiantes y evaluar a los maestros’’, establece el documento.

Actualmente, el FCAT determina si los alumnos de 3er grado pasan al 4to, y si los alumnos del 12do grado reciben o no el diploma de secundaria. A la vez, sirve para calificar a las escuelas, recompensar con un bono especial a los colegios exitosos y sancionar a los que obtienen una F, la calificación más baja.