La Fundación Menchú pide la renuncia del presidente de Guatemala

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina. EFE.
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina. EFE.

Ciudad de Guatemala.  La Fundación de la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú pidió este lunes la “renuncia inmediata” del presidente guatemalteco Otto Pérez, acusado de liderar una banda de defraudación aduanera, lo que ha provocado una convulsión en el país.

“Exigimos la renuncia inmediata del general Otto Pérez como presidente de la República de Guatemala, ya que carece de legitimidad y respaldo constitucional por burlarse de los valores y principios democráticos y de la dignidad de los guatemaltecos”, indica un comunicado de la laureada en 1992.

El presidente Pérez descartó renunciar al cargo la noche del domingo, dos días después de que la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad en el país lo acusaran de liderar la red de defraudación aduanera denominada “La Línea”.

Ante la reacción del gobernante, la Fundación Menchú instó a los ciudadanos a “seguir defendiendo la dignidad y la justicia, mantener la unidad en la lucha contra la corrupción y la impunidad”.   Además, pidió continuar con las “actitudes pacíficas en las manifestaciones sociales en cualquier rincón del país”.

La entidad humanitaria también pidió al Congreso “dejar de encubrir, proteger y de ser cómplice del presidente en la comisión de delitos criminales”.

El pasado 13 de agosto, los diputados rechazaron quitar la inmunidad al gobernante para que pueda ser investigado por actos de corrupción en su gobierno.

Ahora, el mandatario nuevamente enfrenta un antejuicio para que se le levante la inmunidad y se les pueda someter a juicio.

Por este mismo caso de corrupción, fue detenida el viernes la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien este lunes fue trasladada a un tribunal de la capital para presentar su primera declaración.

Baldetti había renunciado al cargo el 8 de mayo tras ser salpicada por el escándalo.

La crisis sin precedentes que vive el país comenzó en abril pasado cuando se reveló que el secretario privado de Baldetti, Juan Carlos Monzón -actualmente en fuga-, y otros funcionarios, participaban de una organización que cobraba sobornos a empresarios privados para facilitarles la evasión de impuestos aduaneros.