La fusión de Batey 0,
una impresionante melodía autóctona

http://hoy.com.do/image/article/51/460x390/0/8FCE327C-7404-4FD0-AF92-5957639EBB2B.jpeg

POR FRANCIS MESA
Aunque su música invita a la desinhibición, irónicamente, mientras conversaba con alguno de los integrantes del grupo de fusión Batey Cero, la tranquilidad de una mesa iluminada por una vela en el Cinemacafé, nos mantenía quietos y relajados.

Era una conversación más que una entrevista. Los jóvenes músicos, inquietos, soñadores, pero, sobre todo, conscientes y seguros de que lo que hacen es arte. De que su prioridad no es la grabación de un disco, que en este preciso momento de su carrera- y en eso son enfáticos- no les cambiaría nada el panorama.

“¿Qué le aportaría al grupo, en este momento, un disco? Creo que lo importante es seguir metidos de lleno en los ensayos, procurando las presentaciones y el contacto con la gente, además seguir aprendiendo más de nuestras raíces, nuestra música autóctona”, nos decía José Carlos Javier, quien junto a Miguel Severino, llevó la voz cantante durante el encuentro.

Dicen no creerse los mesías musicales del nuevo milenio (esto por las descompuestas melenas que exhiben, sus vestimentas, su ritmo: todo percusión y sus letras), además, que les tiene sin cuidado una opinión que los esteriotipe en tal o cual movimiento musical.

F.M. ¿Qué es Batey cero, como concepto musical y de dónde nace el nombre?

B.0. Batey 0 esencialmente música, pero también es todo un concepto, es imagen, somos afiche, escenografía, todo un concepto artístico. El nombre nos viene de la experiencia de uno de los miembros del grupo, Ivory Núñez, quien se encontraba trabajando en la zona cañera del suroeste y allí hay bateyes numerados, del uno al 10, pero no hay un cero. Entonces, en honor a esa experiencia que fue extraordinaria, según él nos contó, por su contacto con la música de los gagás, los atabales y la fortaleza y el coraje de esa gente, nos pusimos de acuerdo con el nombre, de ahí es que viene.

F.M. ¿Cuánto tiempo tienen madurando esta idea y cuáles son los planes de grabación?

B.0. El grupo tiene dos años. Nuestra primera actuación en público fue en un colmadón en Higüey, ahí nos siguieron otras presentaciones, como en patronales de Puerto Plata, Sabana Grande de Boyá; después han venido presentaciones en el Centro Cultural de España en parques de la Zona Colonial y aquí en el Cinemacafé.

Con respecto a las grabaciones, no nos quita el sueño la idea, por el momento, de un disco. Entendemos que en esta etapa del grupo no es una prioridad. La gente ha aceptado lo que hacemos, pero entendemos que no nos podemos apresurar, que debemos seguir conociendo más acerca de nuestros ritmos autóctonos, seguir haciendo conciertos que ya van ganando más público y prepararnos, incluso, espiritualmente para que lo que hagamos, salga del todo bien.

F.M. ¿En qué radica la diferencia entre Batey 0 y otros conceptos musicales, especialmente los de música alternativa, además de por qué piensan que no ha habido un respaldo masivo de público hacia el tipo de música que hacen?

B.0. Ni nos creemos diferentes, ni pensamos que no hay un respaldo masivo a la música que hacemos. Primero porque no estamos inventando nada, ya ha habido mucha gente que se ha preocupado por dar a conocer los ritmos autóctonos dominicanos con propuestas atractivas y si decimos que el público no nos apoya, estaríamos contradiciéndonos. Sólo que, como lo que hacemos no está establecido en lo tradicional o convencional, siempre habrá gente que se resista en principio. Hay que destacar que, por suerte, contamos con un público bien diverso y que nuestra música puede ser escuchada por los que persiguen lo adulto, también los amantes del reggae, de lo electrónico nos escuchan, no nos podemos quejar.