La gastronomía impulsa el desarrollo del turismo como motor de la economía

La gastronomía impulsa el desarrollo del turismo como motor de la economía

La gastronomía juega un importante rol en la promoción y desarrollo del turismo y la economía porque impulsa la producción de alimentos, el empleo y la convivencia en las naciones, planteó Mariano Valderrama, gerente general de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega).
Valderrama trató el tema al dictar la charla “Emprendimiento e innovación en la gastronomía y su impacto en la evolución social “Caso Peruano”, en el inicio del IV Foro Gastronómico Dominicano: Emprende e Innova, organizado por la Fundación Sabores Dominicanos, que se desarrolla en la biblioteca Pedro Mir de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Durante la jornada también habló el empresario José Luis Corripio.
Refirió que en el impulso y promoción de la gastronomía del Perú, los chefs o cocineros han contribuido significativamente pero la cultura milenaria de esa nación fue vital por sus productos, sazones y esencia de sabores, basados en productos únicos.
“Supieron domesticar las papas, maíz, una variedad infinita de ajíes que dan sabor a la comida. En el Perú se desarrolló toda una industria de la pesca, trueques de pescados, intercambios de productos y sabores regionales y se juntaron gente con diferentes saberes y sabores introduciendo productos de otros lugares que contribuyó a enriquecer la gastronomía”, expresó.
Citó a los migrantes de España, China, Italia y Japón, entre otros que influyeron. Comentó que en su país hay unos 10 mil restaurantes chinos.
Las migraciones, dijo, llevan técnicas nuevas y diferentes que ayudan a enriquecer la gastronomía de las naciones.
Agregó que la comida peruana no es un tema de hoteles, sino de los hogares, pues está ligada al compartir, a la familia, donde salían a relucir los mejores potajes de cada uno.
Sin embargo, comentó que en los últimos 15 años surgió un movimiento gastronómico en el que muchos chefs se han convertido en líderes de opinión con gran presencia en los medios de comunicación.
Explicó que con las nuevas técnicas y conceptos se ha entendido que para llevar a la gente la forma de presentar la comida debía ser “sexy”, tomando más en cuenta al ser humano, con la historia de los platos y sus componentes y valor nutritivos.
Sostuvo que actualmente la gastronomía se ha convertido en principal motivo de identidad y orgullo nacional de los peruanos.
Refirió que en Perú se trazó la estrategia-país, donde la gastronomía era parte de su motor de desarrollo por gran su impacto en el agro y por la generación de empleos.
Como emprendimientos, planteó, que la oferta de alimentos son negocios donde todas las personas pueden incursionar, generando oportunidad de desarrollo, donde entran empresas de abasto y de producción.
Estimó que también son un importante soporte al turismo, ya que actualmente el turista busca conocer la cultura de los países que visita, siendo la comida un elemento trascendental para adentrarse en lo que son los pueblos y su gente.
Dijo que hay que contemplar la diversidad de la gastronomía, que abre una amplia oportunidad con productos diversos, “el mundo gastronómico es interesante y diverso”.
Consideró que no todo lo relacionado con la oferta de comida rápida es malo. Expuso que hoy en día en América Latina la posibilidad de ir a la casa a comer es limitada y que este tipo de oferta ayuda a paliar ese problema.
“Pero la comida rápida no tiene por qué no ser saludable” y citó el caso de empresas peruanas que desarrollan negocios dedicados a vender comida rápida saludable, lo cual confía se extienda a otros lugares.
Desarrollo pueblos. Para José Luis Corripio, presidente del Grupo Corripio, la gastronomía tiene una gran incidencia en el desarrollo de los pueblos porque si bien tiene que ver con la alimentación de las personas desde que nacen, también es un ente generar de riquezas, un modo de vida y generador de empleos.
En el conversatorio Corripio recordó además su emprendimiento en la venta de gas propano a través de la envasadora Gas Pepín, en momentos en los que la gente buscaba desesperada ese producto porque el Gobierno de turno controló el uso del carbón vegetal para reducir la deforestación que afectaba al país.