La inagotable forma de joder al ciudadano

La inagotable forma de joder al ciudadano

Marien Aristy Capitán

Inagotable, como  decía  un eslogan del Ministerio de Turismo,  la República Dominicana es ese espacio en el que las decisiones oficiales bailan al ritmo de la barbaridad y el absurdo, sobre todo en el área del transporte.

Muchos creímos que nombrar   a Rafael Arias como director  del  Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) podría ser contraproducente dados sus estrechos vínculos (era el secretario) con  la Central Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra).

El tiempo nos ha dado la razón: primero se privatizó una ruta del transporte, la de la Núñez de Cáceres, que pasó a ser operada por un consorcio propiedad de Antonio Marte, el presidente de Conatra; y ahora  decide que Uber y Didi tendrán que  recoger a sus clientes a un kilómetro  de los hoteles en el interior y a 200 metros en Santo Domingo.

¿Se imaginan a  un turista o ciudadano arrastrando una maleta un kilómetro completo para tomar un Uber porque no tiene efectivo o es la plataforma con la que se siente seguro? ¿Nos harán caminar del Lina a la Plaza de la Cultura? ¿Es en serio que el ministro David Collado no piensa hacer nada para evitarlo? ¿Por qué no se sientan a negociar con la empresa si  quieren  que paguen impuestos? No,  joder al ciudadano es la apuesta eterna. ¡Gracias!

Publicaciones Relacionadas

Más leídas