La industria nacional recibe premios
a la excelencia

http://hoy.com.do/image/article/207/460x390/0/B5720EE6-499F-4698-8716-F24BE5A3234F.jpeg

POR NELLY RAMÍREZ
Por décima vez consecutiva, la Asociación de Empresas Industriales de Herrera premió a las empresas que han tenido un significativo desarrollo en su manufactura de productos de calidad mundial, así como la adecuación necesaria para insertarse al  mercado globalizado.

En esta oportunidad el acto de entrega de reconocimiento y cena de gala contó con la presencia del presidente Leonel Fernández Reyna, quien encabezó la mesa de honor y tuvo a su cargo la entrega del premio al “Industrial de Año”, que esta vez recayó en el empresario Celso Marranzini.

En la categoría Calidad a la Mediana Industria fue seleccionada la firma Ethical Pharmaceutical, mientras que la empresa Acero Estrella recibió una mención. En ese orden la firma Pisos y Techados Torginol, C. Por A, perteneciente al Grupo Corripio, obtuvo una mención y el premio “Uso de Nueva Tecnología y Protección al Medio Ambiente”. Igualmente, La Nacional Industria del Mueble y Colchones recibió el premio “Calidad a la Gran Industria”.

Recibieron también reconocimientos las empresas: Cerámica Industrial del Caribe (Cerinca); Laboratorios Roldán y Cortés Hermanos. En el acto fue galardonado además Gustavo Tavárez Espaillat, quien recibió un reconocimiento especial.

La ceremonia contó con la presencia de representantes de la Iglesia Católica, el sector empresarial, judicial, legislativo y funcionarios del Gobierno.

Las palabras centrales del acto fueron pronunciadas por Ernesto Vilalta, presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera, quien resaltó la calidad de las empresas galardonadas.

El industrial dijo que “si fuésemos capaces de replicar este ejemplo de excelencia y calidad exhibidos hoy a cada una de nuestras empresas estaríamos dando pasos firmes para convertir a nuestra querida República Dominicana en el primer país industrialmente desarrollado de la región”.

Precisó que la constante modificación del entorno obliga a la continua adaptación de los procesos en las industrias, lo que ha forzado al equipo técnico que se encarga de la premiación a ajustarse a los criterios de evaluación en la medida que se avanza hacia la consecución de parámetros internacionales de valoración de calidad.

Ernesto Vilalta aprovechó la oportunidad para proponer la eliminación de todos los impuestos, tasas y gravámenes que se pagan en aduana por las materias primas y bienes intermedios no fabricados localmente, con tasas arancelarias de 3 y  8 %, así como también todas las maquinarias y equipos industriales.

Agregó así mismo, que de acuerdo con sus cálculos esas tasas constituyen el “sacrificio fiscal” de alrededor de 2.600 millones de pesos, equivalentes al 22% de las recaudaciones aduaneras.

“Proponemos unificar el sector productivo nacional con el de las zonas francas en un plazo de cuatro años, de forma y manera que al vencerse el plazo de la OMC que demanda el desmonte de los privilegios de zonas francas, todas las empresas industriales del país estén operando bajo la premisa de un régimen fiscal único”, dijo el presidente de la AEIH.

Ernesto Vilalta, al término de su discurso despidió al presidente Leonel Fernández y a su comitiva, y luego invitó a los asistentes a disfrutar la cena ofrecida para la ocasión.