La inteligencia emocional

La inteligencia emocional

José Silié Ruiz

Me declaro ser un gran admirador de la inteligencia, me agrada tratar con personas inteligentes. Este concepto de la inteligencia tiene numerosas definiciones. Creemos que desde el 1905 fue cuando se inició el uso formal de varios tests para medir la inteligencia. A la fecha se ha hecho difícil una definición completa y precisa de la inteligencia, porque aún existen dudas en relación a tres aspectos cruciales que competen: los efectos relativos de la herencia, el medio ambiente y las variedades de conductas y aptitudes que pueden ser designados como acciones inteligentes.

Es por eso que el término inteligencia emocional ha tenido tanto espacio en la psicología. Son Peter Salovey y John Mayer, psicólogos de la universidad de Yale, quienes primero mencionan sobre el término, pero corresponde a Daniel Goleman, quien profundizó sobre el tema, y es por lo que se le considera el padre de la “Inteligencia Emocional”. Fue a partir del 1915 que publicó su bestseller sobre la inteligencia emocional como un libro de autoayuda y este concepto de inteligencia hoy se aplica en todos los campos de la psicología.

Sabemos que hay más de 8 tipos de inteligencias.

La inteligencia emocional, en una sencilla descripción es: la capacidad de reconocer sentimientos propios y ajenos, de motivarnos y manejar adecuadamente las relaciones.

En sus conferencias defiende el autor que la clave del éxito no reside tanto en el coeficiente intelectual y la aptitud, sino más en la empatía y la actitud del individuo.

Puede leer: Daño cerebral en grandes compositores

Es decir, en la capacidad para uno concentrarse y esforzarse a diario para aprender de los errores, trabajar en equipo y ser motivante para los demás. En un sentido muy real tenemos dos mentes, una que piensa y otra que siente. Por igual plantea que las emociones siempre entran en juego el trabajo, en la familia y en los negocios, pero que casi nunca le prestamos atención. El coeficiente intelectual, no es todo lo que necesitas en la vida: hay que trabajar la inteligencia emocional. Cuanto más alto vayas en una compañía más importante es la inteligencia emocional. Las emociones fuera de control pueden hacer que las personas inteligentes se vuelvan estúpidas.

Él recomienda 5 aspectos: 1-Autoconocimiento emocional, 2- Autocontrol emocional, 3-Automotivación 4- Reconocimiento de emociones en los demás (empatía) 5-Relaciones interpersonales (habilidades sociales) Siendo el territorio de la circunvolución frontal accedente, el área cerebral más importante para logar todos estos aspectos positivos para convivir adecuadamente con todos los demás y alcanzar el éxito personal. Veamos un ejemplo: el caso de un joven biológicamente brillante, este joven tendrá unas pruebas de inteligencias (CI, IQ) con una alta puntuación, pero este mismo joven no tiene una personalidad madura y estable. ¿Entonces, es cuando las cualidades que integran la inteligencia emocional afloran? donde su capacidad de automotivación, de autodisciplina, de precaución con respeto a los demás está alterada y deficiente. Su conducta pobremente expresada se caracteriza por impulsividad, emociones sin control, irritabilidad, ansiedad, ira, etc. Es decir, que aun siendo biológicamente brillante, pero por su implementación social, podría naufragar su nave, en la búsqueda hacía el grato puerto del éxito global que como humanos todos anhelamos.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas