La leyenda del fantasma Julián Javier

La leyenda del fantasma Julián Javier

Julián Javier ganó dos Series Mundiales con los Cardenales de San Luis

El pasado viernes, el equipo de los Cardenales de San Luis anunció que el dominicano Julián Javier será exaltado al Salón de la Fama en el mes de agosto.

Por: Julián J. Javier
Los Cardenales es una de las franquicias deportivas más veneradas del deporte profesional de los Estados Unidos, aunque no está en una gran metrópoli como Nueva York, Boston o los Ángeles es una de las franquicias más antiguas del béisbol americano y de la más exitosas con 11 títulos de Series Mundiales y 18 banderines de la Liga Nacional.

Tiene una base de fanáticos muy leales y aunque está en un mercado mediano tiene una de las mejores asistencias de fanáticos a sus juegos en la nación.

Por sobre 120 años de fundada Los Cardenales han creado una franquicia sin rival en tradición, entusiasmo y amor por el juego.

Esta historia se exhibe en el inmenso edificio de 2 pisos del “Hall of Fame” HOF o Salón de La Fama de los Cardenales de San Luis.

Caminado hacia donde estaba mi padre firmando autógrafos ese día que visitamos el HOF pudimos ver la exhibición impresionante de los grandes jugadores de esta franquicia.

Sus momentos más excitantes y grandioso captados por las memorabilias, los bates, guantes y otros artefactos exhibidos con grandeza en estos pasillos y salones.

Le invitamos a leer: ¡Dar 200 hits!: Una tarea muy difícil

El Salón captura exquisitamente y preserva con impresionante exposición los logros, las proezas y los eventos extraordinarios de todos esos años. Vimos como jugadores como Bob Gibson, Stan Mussial, Lou Brock, Orlando Cepeda, Joe Torre, Curt Flood, Ozzie Smith y otros grandes del beisbol todos concentrados en este impresionante edificio.

Nuestro padre, Julián Javier nacido en La Yaguiza, en las afueras de San Francisco, el menor de los hermanos varones y uno de 9 hijos, criado a la orillas de nuestro querido y maltratado Rio Jaya, ciudad donde aprendió a jugar y a desarrollar su juego de Béisbol, hijo de Manengo un humilde conductor de camiones y de cargas, y de Nena ama de casa y madre con amor eterno por sus hijos, formado en el liceo local con mucho trabajo y dedicación, con un talento para el béisbol descrito por otros como inigualable, fue uno de miles de jugadores que se han puesto la camiseta de Los Cardenales de San Luis.

Apodado “The Ghost”, en castellano “El Fantasma” por la manera como desaparecía de los jugadores deslizándose en segunda base tratando de derribarlo en las doble matanzas y por su elegancia en el juego, su rapidez y la manera de como aparecía de repente haciendo jugadas con su guante.

De alta estatura, espigado y delgado, anatomía que lo hacía lucir con elegancia, con una rapidez que lo ayudo a liderear Los Cardenales desde el 1960 al 63 en bases robadas hasta que llego su amigo Lou Brock y se encargó de esa categoría.

Es el líder de juegos jugados por un 2da base y también líder en más inning jugados. Es el 2do en líder de outs realizados y en dobles matanzas por un 2da base, está entre los 1ros 20 de los cardenales de todos los tiempos en: bases robadas, sacrificios y está en la posición 26 en extrabases. Jugo en contra de jugadores como Willie Mays, Mickey Mantle, Roberto Clemente, Hank Aaron, Juan Marichal, Pete Rose, Jhony Bench y otros grandiosos.

Fue a los Juegos de Estrellas del 64 y 68 y jugó en 4 Series Mundiales con un bateo de sobre 330 en las series, era un clutch hitter.

En su país como amateur fue parte del equipo que ganó la primera medalla de Oro en juegos Panamericanos en México derrotando a los poderosos USA para llevarse la medalla.

En el Béisbol Invernal jugó con sus queridas Agüillas Cibaeñas equipo el cual retiro su número 25.
Fue miembro fundador de la franquicia en la Liga de Verano de Los Arroceros Del Nordeste y también de la franquicia Gigantes del Cibao.

Trajo la Liga Khoury a la ciudad y ha sido promotor del deporte toda su vida siendo ahora miembro del comité del salón de la fama de la Zona del Nordeste.

Leer: Peloteros RD tienen récords admirables

Julián Javier, El Fantasma nunca se marchó de su querido San Francisco. Aquí crió a sus hijos, aquí formó su familia. Todos sus hijos e hijas se han hecho profesionales destacándose cada uno en sus carreras.

Casado con Inés Beatriz Negrín De Javier nuestra hermosa y elegante madre, hija de agricultor, originaria de Ramonal hermoso campo en las lomas que rodean nuestro pueblo, procreó 5 hijos e hijas, cada uno de nosotros hicimos nuestra formación en nuestra querida ciudad del Jaya.

Julieta, Viena Alexandra, Julian José, Stanley y Lynette somos productos de nuestro San Francisco, egresados de las escuelas y universidades locales.

Stanley el más conocido y exitoso en el deporte como nuestro padre, jugó 18 años en Grandes Ligas y fue el jardinero central de las Aguilas Cibaeñas por muchos años y uno de sus ídolos.

Nuestra Madre ida a destiempo logró que a pesar de que nuestro querido entorno no ofreciera lo que ciudades grandes podían, siempre aprovechó todo lo que si teníamos en nuestro pueblo: clases de pintura en bellas artes, clases de artes marciales con Sakamoto, clases de mecanografía en el instituto Marizán, clases de inglés en el dominico-americano, clases de ballet para las niñas con doña Teresita, clases de protocolo con Doña Chelene y Doña Lourdes, clases de guitarras. Ella no permitió nunca un momento de ocio, siempre nos mantuvo en actividades.

Aunque todos los hijos del fantasma emigramos a otros linderos, aun nos sentimos parte de nuestro querido San Francisco y nos identifcamos como hijos del Jaya.

Cuando jóvenes no entendíamos porque nuestro padre no emigró a otras ciudades como hicimos nosotros y como hacen la mayoría de los beisbolistas y profesionales con éxito, pero hoy en día comprendemos y nos alegramos de que su amor por esta ciudad lo ha hecho quedarse en ella, y es que él es San Francisco de Macorís.

Hoy sigue resguardando la intermedia de la ciudad del Jaya al lado de su esposa que ha sido su compañera al quedar solo después de la muerte de nuestra madre, otra hija del Jaya Yolanda Then De Javier.

Cuando se dice Julián Javier el primer pensamiento es nuestra ciudad de San Francisco, son dos palabras unidas para siempre.

Hoy día no solo sus hijos e hijas del Jaya, su hijo Manuel Julián oriundo de su otra ciudad preferida Santiago de los Caballeros rincón de nuestra isla nos sentimos increíblemente orgulloso porque la leyenda del Fantasma se engrandece más ya que el equipo de Los Cardenales lo ha llamado para ser parte de ese selecto grupo de jugadores excepcionales e inmortales que están en el salón de la Fama de los Cardenales de Saint Louis.

Julián Javier, El Fantasma, La Leyenda del Jaya ha sido invitado a ponerse el Glorioso Chaleco Rojo de los inmortales, y ahora El Fantasma con su numero 25 en las espalda va a merodear no solo por los predios del Rio Jaya y las calles de San Francisco, sino también los salones y pasillos del “Hall of Fame” de la franquicia de los Cardenales de San Luis.

Gloria y Salud a la Leyenda Viviente, a el Fantasma Del Jaya.

Puede leer también: ¡Reyes del Jonrón! por equipos de Grandes Ligas