La manzana, símbolo de pecado,
pero fuente de nutrición y salud

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/B523AE23-90FF-43CA-89F5-96866C3699BD.jpeg

POR  SARAH PÉREZ B.
Si bien se la asocia con el pecado y la maldad, porque se conoce como la fruta con la cual Eva tentó a Adán, provocando   la expulsión de ambos del Paraíso, y la que utilizó la malvada madrastra para envenenar a Blanca Nieves, la manzana es poseedora de grandes cualidades nutritivas, preventivas y curativas.

Durante mucho tiempo, la manzana en la República Dominicana constituyó también un símbolo de la Navidad, pues sólo para esa época se ofertaba y se incrementaba su consumo; pero en la actualidad podemos adquirirla durante todo el año y disfrutar sus grandes  beneficios. 

PROPIEDADES NUTRITIVAS

Esta fruta, producto del que, probablemente, sea el árbol más antiguamente cultivado: el manzano,  posee  vitaminas A, B1, B2, B3 (niacina) B6, C, E,  potasio y gran cantidad de fibras que mejoran el tránsito intestinal.

La manzana resulta muy refrescante e hidratante, porque un 85% de su composición es agua, la cual contiene  nutrientes como azúcares (la mayor parte fructosa  o azúcar de fruta) y en menor proporción, glucosa y sacarosa, de rápida asimilación en el organismo. Otra de sus ventajas estriba en que, a excepción de los cítricos, es la fruta que se puede mantener durante más tiempo conservando buena parte de su valor nutritivo.  Además, resulta  tolerable para la mayoría de personas y combina sin problemas con cualquier otro alimento.

PROPIEDADES PREVENTIVAS  Y CURATIVAS

La manzana, por su alto contenido de vitamina E, flavonoides y polifenoles, reduce el proceso natural de oxidación en nuestro organismo y previene daños en los tejidos, cáncer, problemas cardiovasculares y cataratas. También favorece la fertilidad y  estabilidad de las células sanguíneas y de la piel.

Consumida con regularidad, la manzana disminuye los niveles de colesterol, la presión arterial, evita la adherencia de placas en las paredes arteriales y ayuda al buen funcionamiento de los pulmones en las personas mayores.  A los diabéticos les permite mantener estables los niveles de azúcar.      

ASTRINGENTE Y LAXANTE

 La manzana tiene la doble particularidad de actuar como astringente o laxante, según cómo sea consumida: si la comemos cruda y con piel, es útil para tratar el estreñimiento, ya que la fibra insoluble presente en la piel de esta fruta estimula la actividad intestinal; pero al ingerirse pelada, rayada y cocida, tiene el efecto contrario y ayuda a controlar la diarrea.

ELIJA LAS MEJORES

Por todos los beneficios que nos ofrece y por su agradable sabor, la manzana es un complemento idóneo para la dieta, pero tome en cuenta estas recomendaciones a la hora de comprarlas:

 Deseche aquellas con golpes, pudrición, arrugas, puntos blandos, máculas o manchas.

 Compruebe el grado de madurez de esta sabrosa fruta asiéndola por el centro y aplicándole una ligera presión; si  se siente firme o la piel sólo se arruga ligeramente, la manzana está en su mejor punto de sazón. La pulpa siempre debe ser firme, aromática y no debe resultar harinosa.

 Si desea conservarlas hasta 5 ó 6 semanas, introdúzcalas en una bolsa plástica y rocíelas cada semana con agua.