La manzanita de la muerte, la planta más peligrosa del mundo

MANZANA

Hay plantas cuyos frutos no deberías comer, porque si lo haces vomitarás hasta que tu cuerpo se deshidrate del todo. Otras te quemarán la piel con solo rozarlas.

La BBC de Londres presenta en un amplio reportaje una lista de cuáles son las más peligrosas y qué efectos tienen sobre el cuerpo humano, entre ellas el manzanillo de la muerte una planta común en el Caribe y que ha sido bautizada como “el árbol más peligroso del mundo”.

El manzanillo (Hippomane mancinella) crece desde el norte de Sudamérica hasta la región de Everglades en Florida, Estados Unidos, así como a lo largo y ancho del Caribe.

Solo en algunos lugares suele señalizarse con una cruz roja, a modo de advertencia.

La savia lechosa que produce este árbol contiene un poderoso irritante: el forbol, así que el mero hecho de rozarla puede dejarte con la piel escaldada.

Guarecerse bajo el manzanillo durante una tormenta tropical también puede ser peligroso, porque incluso diluida, la savia produce una erupción cutánea extrema. Y quemar el árbol tampoco es una buena idea.

El humo generado puede producir ceguera temporal y causar problemas respiratorios significativos.

Aun así, aunque sus efectos son desagradables, el contacto con esta planta tropical no te matará.

El peligro real reside en la ingesta de su pequeño y redondo fruto.
Por algo se le dice también manzanillo de la muerte.

Comerlo puede ser letal cuando los vómitos severos y la diarrea deshidratan el cuerpo hasta un punto de no retorno.

Otras plantas peligrosas. Hay que tener cuidado también con la capucha de monje letal, el perejil gigante, la abrina, y la Ricinus communis, (esta última es una planta común en el Caribe).