¿La marcha del turismo amenazada por un inflexible sector?

¿La marcha del turismo amenazada por un inflexible sector?

La radical actitud de taxistas sindicalizados y de armas tomar contra el servicio a viajeros por medios digitales que conturba a Punta Cana augura un creciente daño a la imagen de un renglón de la economía de excelencias productivas e impresionante recuperación.

Para colocar en peligro a la industria sin chimeneas bastaría con recurrir sistemáticamente a las afrentas y amenazas, con posibles vías de hecho, contra visitantes en el empeño por permanecer sin competencia en el llevar y traer viajeros al más dinámico aeropuerto en las conexiones de República Dominicana con el resto del mundo.

Es visible que la fiereza de grupos que bloquean súpercarreteras del Este, guardando parecido con las acciones de fuerzas paramilitares que han dejado a los haitianos sin combustibles, ha puesto a autoridades y al empresariado del renglón a reaccionar con cautela para que el panorama no se deteriore antes de tiempo, de cuyos resultados negativos nadie escaparía.

Se corre riesgo de complicaciones mayores por la blandura que se manifiesta en posiciones ambiguas de autoridades que posponen hacer respetar la ley de libre circulación por vías públicas y de acceso a instalaciones aeroportuarias y hoteleras.

Un deterioro que se anticipa probable por la falta de equidistancia desde el Intrant para manejar un inflamable conflicto de intereses que solo debe dar paso a un regreso al orden con garantías para inversionistas y vacacionistas.

Más leídas