La mejor coctelería porteña celebra su semana en festival

Margarita de arándanos. Pasar el borde de la copa por zumo de limón puro y aplicar sal. Poner en la coctelera 1 1/2 medida de tequila, 3 medidas de zumo de arándanos y un poco de limón con abundante hielo. Agitar con fuerza y finalmente servir, decorando con una rodaja de limón.

Buenos Aires, Argentina. En Argentina, esta semana no es necesario ser James Bond para disfrutar de un martini perfecto- los tragos más exclusivos se consiguen en casi 45 bares a precios accesibles en el Buenos Aires Cóctel, un festival pensado para celebrar lo mejor de la coctelería local.

Profesionales y aficionados del mundo de la coctelería caen a los pies del ingenio de los principales “bartenders” de Buenos Aires, que conquistan con propuestas que van desde una cascada helada por la que caen las gotas del vodka a los tragos preparados con miel o servidos en una pequeña botella.

“Buenos Aires Cóctel nace porque la coctelería porteña en los últimos 10 años viene en un ‘in crescendo’ continuo”, dijo a Efe Rodolfo Reich, uno de los organizadores del evento.   La apertura de nuevos bares y una generación de “‘bartenders’ muy jóvenes” son, para Reich, una de las principales características de la actualidad del sector en la capital argentina.

“Teníamos ganas de que ese auge se expanda, crezca y vaya más allá de ese nicho de la gente que solía ir a los bares”, aseguró.   Para Reich, “Buenos Aires merece tener su fiesta coctelera” a la par de ciudades como Nueva York, Moscú, San Francisco y París, con los bares como el principal escenario.

En ellos, las ideas de los profesionales mezclan vinagre de frambuesa con licor y canela para una propuesta romántica, mientras que en otros tragos el gin se encuentra con la esencia de romero y la piel del pomelo.

La coctelería porteña no descuida un detalle esta semana- decora con peras, endulza con mermelada de rosa y propone los perfectos maridajes de la mano de “bruschettas” o pinchos de langostinos.

“Hoy Buenos Aires, en la región latinoamericana, es sin duda la capital coctelera. Se hacen cócteles de hace 100 años. Hay grandes ‘bartenders’ y hay una historia muy pujante y muy rica”, remarcó Reich.