La mejor forma de recuperar el bosque es quitándole presión

28_11_2016 HOY_LUNES_281116_ El País8 E

La mejor forma de que el bosque se pueda regenerar es quitándole presión y permitiendo que la reforestación sea de forma natural, y también a través de la producción forestal, dijo el ingeniero Milton Martínez.
El experto en agricultura de montaña fue consultado en torno a la factibilidad de las medidas anunciadas por el presidente Danilo Medina para preñar de árboles la Cordillera Central, desde las estribaciones de la cuenca alta de Sabana Yegua, Hondo Valle, en Elías Piña, y en Bahoruco.

“En las zonas de producción de agua lo primero que hay que hacer es quitarle la presión y dejarla descansar, para que se recuperen solas. Son muy pocas las áreas de producción de agua que están deterioradas, que no tengan capacidad de recuperarse en sí mismo”, expresó Martínez.
Señaló que una forma de recuperación del bosque es plantando los llamados árboles padres, que atraigan aves para que rieguen las semillas. Puso de ejemplo una especie como el higo, que es fuente de alimento de murciélagos, los cuales se encargarían de la reforestación a través de la diseminación de las semillas.
Otras especies conquistadoras de aves son almendras, jobos, caoba y otras que atraen mucha fauna, que son las mayores reforestadoras, no el hombre, según Martínez.
Industria maderera. Con relación a la promoción de la industria forestal, Martínez expresó que se trata de una tarea que requiere planificación y ejecución en un largo plazo.
Expresó que el Ministerio de Medio Ambiente, a través del Viceministerio de Recursos Forestales, cuenta con diversos planes de recuperación y producción forestal.
También puso de ejemplo instituciones que tienen experiencias en reforestación como Sur Futuro, con décadas trabajando en Sabana Yegua; la Junta de Desarrollo de San José de Ocoa y el Plan Sierra, que trabajan en la Cordillera Central y el Grupo Jaragua, en Sierra de Bahoruco.

Indicó que las zonas donde el país tiene mayor cobertura forestal son donde hay planes de manejo, tal como Restauración, Santiago Rodríguez y Monte Plata donde hay empresas forestales desarrolladas con 25 años de labor contínua.
“Nadie tiene más interés en conservar la cobertura forestal que un empresario forestal”, subrayó.
Estimó que un bosque de protección para servicios de agua y anidamiento de fauna se logra en 15 años, mientras que para producir madera hay plantaciones que pueden producir en ocho años, lo que sería una producción sostenible en el tiempo porque bien manejada, no terminaría nunca.
“Para la sociedad dominicana, para el Estado es rentable, regalarle los árboles, plantarlos y darle el cuidado y que luego el productor tome la madera”, refirió Martínez.
Recordó que el país importa 300 millones de dólares anuales en madera, cuando debió ser exportador. Refirió que ninguno de los países donde se compra pino tiene las condiciones de la República Dominicana. Citó a Chile, que anteriormente no tenía especies de pino y hoy es una potencia.
Falta recursos. Martínez consideró que la deforestación se mantiene debido a que no hay política forestal, y ha habido mucha improvisación y falta de recursos, al comparar que el presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente es menor que en la época del presidente Joaquín Balaguer.
“A partir del año 2000 lo que ha hecho el país es perder inversión en gestión ambiental. Recursos forestales es el gran perdedor en estos 16 años de la ley ambiental”, expresó Martínez.
Concluyó que muestra del poco apoyo al producción forestal y la reforestación, es la carencia de agua que hay en el país.