La menopausia debe tener abordaje multidisciplinario

La menopausia debe tener abordaje multidisciplinario

Es el momento por el cual pasa toda mujer en el que sufren un cambio corporal, sus periodos cesan de forma permanente. Después de haber pasado un año sin haber presentado el periodo, se puede diagnosticar la situación como la menopausia.

En la gran mayoría de los casos, el cambio normalmente ocurre por encima de los 40 años.

En caso de presentarse antes de los 40 se puede diagnosticar como menopausia precoz. La menopausia se debe a la terminación de producción de hormonas (progesterona y estrógeno) por parte de los ovarios.

Puede leer: La salud mental vista desde la obra de Vincent Van Gogh

Este es un proceso biológico común, mas, no obstante, trae consigo diferentes signos y síntomas que alteran todo el entorno de la mujer.

28 ¡Vivir 22 3p01
Doctora
Nieve Alicia Suriel S.
Médica ginecobstetra, encargada de la clínica Menopausia y Osteoporosis Hospital General Plaza de la Salud (HGPS).

Durante la etapa de transición hacia la menopausia, es común experimentar una serie de cambios físicos y emocionales debido a las fluctuaciones en los niveles hormonales, especialmente de estrógeno y progesterona. Estos cambios pueden variar de persona a persona, pero algunos síntomas típicos incluyen ciclos menstruales irregulares, sofocos, resequedad vaginal, escalofríos, sudoraciones nocturnas, cambios en el estado de ánimo, aumento de peso, metabolismo lento, dificultades para dormir, molestias durante las relaciones sexuales y problemas urinarios.

Se necesita de un equipo multidisciplinario compuesto por ginecólogo, endocrinólogo, psicólogo, psiquiatra, nutricionista, urólogo, entre otros, para el manejo de los diferentes signos y síntomas que se experimentan durante la menopausia.

Ellos pueden proporcionar orientación sobre cómo manejar los síntomas y ofrecer opciones de tratamiento que pueden incluir cambios en el estilo de vida, terapia hormonal u otros medicamentos para aliviar los síntomas.

Recuerde que la menopausia es una fase fisiológica en la vida de una mujer, y no todas las mujeres experimentan los mismos síntomas ni en la misma medida.

La osteoporosis, enfermedad silenciosa progresiva

28 ¡Vivir 22 2p01

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y progresiva que se caracteriza por una disminución en la densidad ósea y un deterioro en la microarquitectura del tejido óseo, lo que resulta en huesos frágiles y propensos a fracturas.

Estas fracturas, especialmente en la cadera, la columna vertebral y la muñeca, pueden tener consecuencias graves para la salud y la calidad de vida, incluida la discapacidad y la pérdida de independencia.

Es importante destacar que la osteoporosis es una enfermedad sistémica que afecta a todo el esqueleto, aunque las fracturas pueden ocurrir en diferentes partes del cuerpo. Además de la disminución de estrógeno durante la menopausia, otros factores de riesgo para la osteoporosis incluyen la edad avanzada, antecedentes familiares de la enfermedad, una dieta pobre en calcio y vitamina D, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la falta de ejercicio físico.

Para prevenir la osteoporosis y reducir el riesgo de fracturas es importante adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada rica en calcio y vitamina D, la práctica regular de ejercicio físico, especialmente el entrenamiento de fuerza y pesas, y evitar el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.

Además, es fundamental realizar pruebas de densidad ósea periódicas y hablar con un médico sobre las opciones de tratamiento disponibles, como la terapia hormonal o medicamentos específicos para la osteoporosis, si es necesario.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se debe manejar la menopausia?

Entre los tratamientos podemos mencionar la terapia hormonal, la cual puede ayudar con los sofocos y otros síntomas, el estrógeno vaginal para tratar la sequedad vaginal, antidepresivos de dosis baja pueden ayudar a manejar cambios de humor y ansiedad, y la gabapentina y clonidina que se usan para reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos.

Están las terapias adicionales, debido a que algunas mujeres hallan alivio a través de enfoques como la acupuntura, la terapia cognitivo-conductual o la meditación. Aunque la validez científica de estas opciones puede variar, muchas usuarias refieren mejorías notables.

¿Quiénes no deben de recibir tratamientos hormonales para la menopausia?

Las mujeres que no deben recibir tratamientos hormonales para la menopausia incluyen aquellas que sospechan estar embarazadas, las que presentan problemas de sangrado vaginal, como los relacionados con trastornos ginecológicos, las que han tenido antecedentes de ciertos tipos de cáncer, como el de mama, útero o endometrio, así como aquellas que han sufrido un derrame cerebral o un ataque al corazón.

Además, las mujeres con historial de coágulos sanguíneos o enfermedad hepática deben evitar los tratamientos hormonales debido al riesgo potencial que representan para su salud.

Glosario médico

Síntomas:

Son manifestaciones físicas o sensaciones subjetivas que experimenta una persona en respuesta a una enfermedad, lesión o situación específica.

Calidad de vida:

Se refiere al nivel de bienestar físico, mental y social experimentado por un individuo o una comunidad en relación con su entorno y circunstancias.

Publicaciones Relacionadas