La miel contra el acné

3C_¡Vivir!_09_1ok,p07

La mascarilla de miel es muy usada desde la antigüedad para controlar el acné y secar las pústulas (espinillas como se le conoce) además de eliminar impurezas a profundidad. En un pequeño envase, mezcla dos cucharaditas de miel, 1 cucharadita de zumo de limón y una cucharadita de azúcar morena, aplícala sobre el rostro y luego de 8 minutos, exfolia en movimientos circulares y retira con abundante agua. Veras tu piel tersa con un brillo natural de una piel grasa sana.