La mitad de todas las muertes de los jóvenes en las Américas se pueden prevenir

accident-2161956__340

La mitad de todas las muertes de jóvenes de entre 10 y 24 años en las Américas se deben a homicidios, siniestros viales y suicidios, todos los cuales se pueden prevenir, revela un nuevo informe lanzado por La Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El informe, “La salud de los adolescentes y jóvenes en la Región de las Américas: la aplicación de la estrategia regional y el plan de acción regionales sobre la salud de los adolescentes y jóvenes 2010-2018”, presenta y analiza los últimos datos disponibles relacionados con la salud de los jóvenes en 48 países y territorios. Incluye información sobre las causas de muerte y enfermedad, la salud sexual y reproductiva, el uso de sustancias, la nutrición y los niveles de actividad física.

“Si bien se han hecho progresos en toda la Región para garantizar un mayor acceso a servicios de salud, muchas de las intervenciones para evitar que los jóvenes mueran antes de su tiempo están fuera del sector salud”, dijo la doctora Carissa F. Etienne, Directora de la OPS. “Debemos aumentar los esfuerzos en todos los sectores para garantizar que los jóvenes no solo sobrevivan, sino que también prosperen”, agregó.

Alrededor de 237 millones de jóvenes de 10 a 24 años viven en las Américas, lo que representa una cuarta parte de la población de la Región. Sin embargo, a pesar de ser una gran prioridad demográfica, las tasas de mortalidad juvenil se han reducido ligeramente entre 2000 y 2015.

El informe resume seis recomendaciones sobre cómo mejorar la salud de los jóvenes. Estas incluyen: asegurar que los programas de salud para adolescentes y jóvenes estén bien financiados e involucren a otros sectores además de salud; fomentar sistemas de salud que respondan a sus necesidades; el uso de enfoques basados en la evidencia dirigidos a grupos vulnerables; implementar programas de monitoreo y evaluación para que generar mejoras continuas; desarrollo de capacidades para quienes trabajan con jóvenes; y empoderar e involucrar a los jóvenes como agentes de cambio.

Principales causas de muerte y enfermedad

Las tres principales causas de muerte entre los jóvenes en las Américas se pueden prevenir. El homicidio es el principal asesino, que representa el 24% de la mortalidad, seguido de las muertes en el tránsito con el 20% y el suicidio con el 7%.

El informe muestra que un número significativo de jóvenes en la Región sigue sufriendo de mala salud, con grupos más vulnerables como los indígenas, los afrodescendientes, la población LGBTQ y los jóvenes migrantes que se ven particularmente afectados. “Los países deben actuar para que todos los jóvenes, incluidos los más vulnerables, tengan acceso a los servicios de salud que necesitan, sin que nadie se quede atrás”, señaló la doctora Sonja Caffe, asesora regional sobre salud de los adolescentes en la OPS. “Un joven más saludable hoy será en un adulto más saludable en el futuro”, agregó.