La moda lleva 18 años llorando a Gianni Versace

21_07_2015 HOY_MARTES_210715_ ¡Vivir!3 C

Su lema “más es más”, hizo del maximalismo una declaración de principios en el mundo de la moda.

A finales de los años 80 Gianni Versace se catapultó y la firma que lideraba alcanzó fama mundial.

Revolucionó la moda con el exceso de color, de abalorios y de lujo, creando así una tendencia kitsch que nadie decía entender, pero que todos adoraban.

Fue el más querido, el más admirado, el más copiado y el más llorado. El 15 de julio de 1997 Andrew Cunanan lo mató a tiros en la puerta de su mansión de Miami. La noticia fue muy dolorosa para el mundo de la moda. Milán, la cuna del diseño italiano, se tiñó de negro para despedirle en la catedral.

Antonio d´Amico, su pareja, y su hermana Donatella estaban rotos por el dolor. Sus íntimos amigos, Diana de Gales, Elton John, Sting y Naomi Campbell, entre otros, lloraban sin consuelo en el templo abarrotado por gente anónima y compañeros de la moda.

Ese día sus diosas se hicieron humanas. Gianni Versace tenía 50 años, fama y poder. Era el inventor de las “top models”, el escultor de las curvas en el cuerpo femenino. Ya de niño en el colegio hacía dibujos un tanto eróticos de mujeres poderosas y adoraba ayudar a su madre con las labores de costura.

El emporio sigue vivo. Actualmente la compañía mantiene varias líneas de productos. Diseña y comercializa trajes, gafas para sol, muebles, jeans, bolsos y zapatos. Cuenta con un fuerte equipo de diseñadores que siguen haciendo de la marca una de las más caras y cotizadas de la moda.

ZOOM

El estilo más allá de la muerte

Hoy, 18 años después de desaparición física de Gianni, la firma sigue a flote. Versace sigue teniendo, además, el favor de las estrellas. Beyoncé, Jennifer López, Angelina Jolie, Madonna o Kate Hudson son algunas de las famosas que siguen siendo fieles al estilo que popularizó el diseñador italiano.