La morosidad bancaria cerró 2016 en el 9,11 por ciento tras caer un punto en un año

1

 Madrid. La morosidad del crédito concedido por las entidades financieras que operan en España bancos, cajas, cooperativas de crédito y financieras  cerró el pasado ejercicio en el 9,11 %, un punto porcentual menos que un año antes y todavía en sus niveles mínimos desde hace casi cinco años, desde mayo de 2012.

Los créditos impagados a estas entidades se redujeron en diciembre en casi 2.000 millones de euros frente al mes anterior, y en algo más de 18.000 millones en un año, hasta quedar en 116.259 millones, según se desprende de los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España.

Uno de los hitos del ejercicio se produjo en marzo, cuando este indicador, íntimamente ligado a la evolución de la economía y al bienestar financiero de los hogares, bajó de los dos dígitos por primera vez desde julio de 2012, coincidiendo con el peor momento de la crisis y poco después de que España se viera obligada a pedir el rescate para las cajas de ahorros.

Según los expertos consultados por Efe, 2017 debería ser “un año de consolidación” y servir “para ahondar más en la reducción de los créditos impagados” como síntoma de recuperación de una economía más sólida”, pese a los retos que aún tiene por delante el sector, como el futuro del Popular (NasdaqGS: BPOP – noticias) o de Liberbank (Madrid: 21414994.MA – noticias)

El escenario de crecimiento económico, unido a una mejora en las finanzas de los hogares españoles, ayuda a entender la reducción de los créditos de dudoso cobro, tras el gran esfuerzo realizado por las familias en los últimos años, tanto para reducir sus niveles de endeudamiento como para elevar los de ahorro.