La mujer es consuetudinaria
víctima de dolores en  su cuerpo

http://hoy.com.do/image/article/137/460x390/0/BABED0E6-9E54-4661-A1A5-F51714CC64E5.jpeg

Lily Luciano
l.luciano@hoy.com.do
Según el diccionario médico  el dolor es una impresión penosa experimentada por un órgano o parte que es transmitida al cerebro por los nervios sensitivos. De acuerdo con  la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (International Association for the Study of Pain): es una “experiencia sensorial y emocional desagradable relacionada con daño a los tejidos, real o potencial.

En tanto que  las personas que lo padecen,  lo califican como “la sensación más devastadora que puede tener un ser humano”, explicó el doctor Gilberto Castañeda experto mexicano  en farmacología. Castañeda dijo que las personas tienen la idea de que el dolor es un castigo, pero que en realidad   es una bendición porque alerta sobre posibles enfermedades y de algo que pudiera dañar.  “Mira, si no existiera dolor no pudiéramos evitar quemarnos o cortarnos sin sentir nada”, puntualizó el especialista.

De acuerdo con el doctor Gilberto Castañeda hay dos clasificaciones del dolor: dolor agudo, que puede ser provocado por una inflamación, daño en un tejido, lesión, enfermedad o cirugía reciente. Este dolor puede ser momentáneo  y durar solo unos segundos, como el causado por una inyección. El severo puede durar semanas o meses, como el causado por quemadura, fractura o un músculo lesionado. Cuando existe un dolor agudo, la persona sabe exactamente dónde le duele, como es el dolor de una muela aunque al ser tratada el dolor desaparece.

Dolor crónico.  Persiste aún después de tratado y curado el problema. El dolor es  crónico cuando ha durado más de 6 meses.

Deber del médico

Aliviar el dolor es un derecho del hombre y una obligación ética del personal de la salud. En la asistencia a pacientes que sufren dolor, independientemente del estado de evolución de la enfermedad, se pueden presentar las siguientes reflexiones: 1) no es ético dejar sufrir a alguien por ignorancia, temor, creencias erróneas o mala teología. 2) Es ético sedar al paciente cuando el dolor ha sido refractario al tratamiento recomendado. 3) No es ético instruir a las nuevas generaciones médicas en el tratamiento del dolor sólo desde el punto de vista estrictamente científico.