La música no es el problema, es la falta de educación

La música no es el problema, es la falta de educación

Abril Peña

Hay un video que ha horrorizado a la sociedad dominicana donde unos niños  bailan dembow, mientras adultos celebran felices el desafortunado baile.

No sabemos porqué se sorprenden tanto, no es el primero que se viraliza y es una escena lamentablemente muy normal y no sólo en los barrios más empobrecidos.

Es común ver cumpleaños de clase media y fiestas privadas de niños con canciones nada adecuadas para infantes, sólo porque están de moda, siempre el mismo escándalo,  pero poco hacemos para cambiar las cosas.


La falta de conciencia en este país hace olas y no sólo en este tema, la falta de educación y padres adolescentes han sido el caldo de cultivo perfecto para tener lo que tenemos hoy, una sociedad donde el libertinaje disfrazado de libertad permite la sexualización de nuestros niños a muy temprana edad, y el tema no es sólo lo que bailan.

También es como visten, ir al área infantil de cualquier tienda es ver  ropa de adultos en miniatura, los juguetes invitando a maquillarse desde el 1er año, niñas con tintes, uñas postizas y elaborados manicures desde temprana edad.

Niños con noviecitas celebrado por los padres, porque son machitos desde chiquiticos, un largo etc de cosas que nos lleva a lo que tenemos hoy.

Una sociedad llena de padres adolescentes que enseñan lo que ellos saben: Nada y otros padres más adultos pero que enseñan en mayoría lo mismo,  que na es na.

Más.


Va llegando la hora que el Estado empiece a intervenir en el muy «sagrado» vínculo familiar y haga lo que hemos demostrado no saber hacer: educar. 

Porqué no crear escuelas de padres donde la participación esté atada a la entrega de la tarjeta Superate? por poner un ejemplo, Porqué no trabajar con las juntas de vecinos y los ayuntamientos para llevar este tipo de contenido a barrios?

Porqué no hacer campañas educativas para promover VALORES? Porqué no trabajar con el sector privado en llevar el mismo contenido a sus empleados? Porqué no trabajar con los mismos protagonistas (músicos, artistas etc) en esas campañas? 

El tema no es la música, ni las novelas, ni las películas,  ni las redes sociales, son parte del problema, pero no es el EL PROBLEMA, la falta de educación sí lo es, esa que no nos permite entender y crear conciencia sobre los límites.

El no saber que lo de adulto es de adultos y que llevar menores a esta esfera sólo trae atraso, pero trabajar en esto no es redituable políticamente, es un intagible y por lo tanto no merece que le prestemos atención y la depravación y el libertinaje nos gana la partida.

Publicaciones Relacionadas