La ONU analiza el conflicto de siria en medio de tensiones entre EEUU y Rusia

La ONU confía en que líderes de Colombia no decaerán por el triunfo del “no"
La ONU confía en que líderes de Colombia no decaerán por el triunfo del “no"

Naciones Unidas. La ONU se volcará este miércoles de lleno para intentar destrabar la búsqueda de soluciones para la guerra en Siria con una reunión del Consejo de Seguridad que se desarrollará en medio de un incremento de las tensiones entre EE.UU. y Rusia.   Estos dos países, claves para definir un final en el conflicto armado de Siria, llegan a esa reunión en medio de un cruce de críticas por acciones armadas que se han desarrollado en territorio sirio en las últimas fechas.

Las tensiones se elevaron el pasado fin de semana, cuando Rusia acusó a Estados Unidos de bombardear una posición del Ejército sirio, en una acción en la que perecieron 62 militares de ese país y que el Pentágono cree que se trató de un ataque por error.   Y el pasado lunes, una veintena de civiles murieron al ser atacado un convoy de la ONU en la región de Alepo, y en esta ocasión fue Estados Unidos quien acusó a Rusia o Siria de estar detrás de esta acción armada.

Los dos países intentaron limar asperezas este martes en una reunión del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG, en inglés), y al final de la reunión se acordó tratar de mantener vivo un alto el fuego en ese país.   El conflicto se lleva de nuevo hoy a la mesa de consultas de Consejo de Seguridad, en una de las reuniones claves coincidiendo con los debates de alto nivel que comenzaron este martes en la Asamblea General, y que continuarán hoy.

En esa reunión del Consejo presentará un informe el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, así como el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.   Aunque, en principio, la reunión será a nivel ministerial, es posible que participe el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, cuyo país preside este mes ese órgano de decisiones de la ONU.   Estados Unidos estará representado por el titular del Departamento de Estado, John Kerry, y Rusia por el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov.