La ONU pide 150 millones de dólares
para los desplazados del Líbano

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/1C35F4CC-7986-49B4-8314-EEC027EE9030.jpeg

Por Fernando Fernández
BEIRUT, (AFP) – El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, hizo este lunes en Beirut un pedido urgente de 150 millones de dólares para socorrer a 600.000 civiles desplazados por el fuego cruzado entre Israel y el movimiento Hezbolá.

   En la mañana, durante una visita a un centro de refugiados en una escuela de la localidad de Aaley, en las montanas al este de Beirut, Egeland insistió en la necesidad de un “cese inmediato de las hostilidades”, para evitar una tragedia humanitaria mayor.

   El representante de la ONU reclamó un “total de 150 millones de dólares” para atender en los próximos tres meses a entre 500.000 y 800.000 civiles afectados por conflicto.

   “Una vez más, el Líbano sufre la experiencia de un ciclo de violencia devastadora, con una población colocada entre dos fuegos, en un conflicto que entró en su segunda semana y que cada día se hace más grave”, dijo Egeland.

   Las personas mayores y enfermos internados en hospitales, además de las mujeres y los niños son las poblaciones más afectadas por la urgencia humanitaria y sanitaria.

   La ofensiva israelí contra el movimiento chiita libanés Hezbolá -que lanza misiles contra Israel- apuntó también a infraestructura civil esencial, como plantas eléctricas, puentes, aeropuertos, depósitos de combustible y carreteras.

   Los bombardeos israelíes también cayeron en zonas de población mayoritariamente civil, tanto en la zona cercana a la frontera libano-israelí, como en la región del valle de Bekaa (este) y en el sur de Beirut, donde barrios enteros fueron arrasados.

   La destrucción hará particularmente difícil el acceso de la ayuda humanitaria, especialmente en la zona sur, donde numerosas localidades han quedado completamente aisladas por el conflicto, según estimó la ONU.

   La ofensiva israelí que comenzó el 12 de julio, luego que Hezbolá lanzara una andanada de cohetes contra Israel y capturara a dos soldados, ha dejado unos 360 muertos y 1.500 heridos en Líbano.

   El conflicto también ha provocado numerosas víctimas de lado israelí, donde los tiros de cohetes del Hezbolá han dejado decenas de muertos y un centenar de heridos, según la ONU.

   De su lado, la Organización de la ONU para la protección de la infancia (UNICEF) reclamó 23,8 millones de dólares, incluidos en el total de los 150 millones para atender a los niños afectados por la crisis tanto en Líbano como en Siria, a donde muchos se desplazaron.

   La UNICEF ya entregó ayuda por un monto de 1,2 millones de dólares en asistencia medica y el 22 de julio despachó desde Copenhague un avión con 38 toneladas de material que incluye esencialmente elementos para purificación y almacenamiento del agua. Otro avión partió de Luxemburgo el 23 de julio.

   La UNICEF trabaja en la región en relación directa con la Cruz Roja y la Media Luna roja, además de organizaciones humanitarias no gubernamentales.

   El programa de trabajo para los tres próximos meses se refiere a la entrega de material sanitario y de agua potable en las escuelas, la atención médica y sicológica de los niños, la reunión de las familias separadas por el conflicto y la entrega de juguetes y material de recreación para las escuelas.