La ONU teme inestabilidad política hunda más a Haití

La ONU teme inestabilidad política hunda más a Haití

Naciones Unidas.-La ONU considera que Haití “no puede permitirse” una inestabilidad política en medio del actual periodo económico negativo y dado lo “vulnerable” que el país sigue siendo a las crisis humanitarias. Así lo señala el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, en un informe sobre la situación de Haití hecho público ayer por Naciones Unidas y que repasa lo sucedido en los últimos meses, incluido el convulso proceso electoral. “Haití no puede permitirse que haya inestabilidad política durante el actual período de tendencias económicas negativas, caracterizado por un crecimiento económico escaso y por la disminución de los niveles de inversión”, indica Ban en el texto, con fecha del 8 de marzo y dirigido al Consejo de Seguridad. Según el jefe de la ONU, el país caribeño “sigue siendo vulnerable a las crisis humanitarias, como las provocadas por la sequía, la insuficiencia de infraestructura hídrica, de salud y de saneamiento, y la presencia de enfermedades diarreicas». Esas crisis “han tenido una repercusión todavía mayor sobre la cuarta parte de la población que vive en condiciones de extrema pobreza, las 59,000 personas desarraigadas por el terremoto de 2010 que permanecen en emplazamientos de desplazados internos y asentamientos tipo campamento y las que han regresado o sido deportadas a Haití”, añade.

Naciones Unidas expresa también su preocupación por el aumento de los casos de cólera en 2015 y avisa de que la disminución de la financiación humanitaria está reduciendo su capacidad para dar asistencia en este ámbito.

Al mismo tiempo, Ban considera “prometedora” la baja tasa de brotes registrada en el último trimestre del año pasado.

En el informe, el diplomático coreano vuelve a instar a todos los actores políticos haitianos a trabajar juntos y a aplicar el acuerdo sellado el pasado 5 de febrero para evitar un vacío de poder. “Deseo subrayar la necesidad de que todas las partes interesadas ejerzan moderación, y hago un llamamiento a sus representados para que actúen de manera responsable a fin de preservar la seguridad y la estabilidad durante este delicado período de transición”, señala en el texto. En ese sentido, destaca que Haití ha sido capaz de mantener “un entorno mayormente pacífico a pesar de las tensiones relacionadas con la situación política”, pero advierte de que “los progresos realizados hasta la fecha siguen siendo frágiles y podrían sufrir retrocesos». Haití se encuentra actualmente en plena transición tras el aplazamiento de las elecciones, que ahora prevén completarse el 24 de abril. El aplazamiento de los comicios presidenciales provocó una crisis institucional que concluyó el pasado 14 de febrero con el nombramiento del entonces titular del Senado, Jocelerme Privert, como presidente interino.