La orquídea, planta por excelencia en la decoración


 

Las orquídeas son una verdadera joya floral, un importante recurso en la decoración de interiores. Elegantes, esbeltas y  con mucho estilo, resultan perfectas en prácticamente todo tipo de ambientes.

Una de las grandes  ventajas de la orquídea es que se mantiene fresca durante meses, contrario a otros tipos de plantas de interior. Es resistente y no requiere mucha agua ni muchos cuidados, al contrario de lo que su frágil apariencia pueda dar a entender.

Estas joyas de la naturaleza existen en una gran variedad de colores, pero si no encontramos el color que queremos para la decoración del espacio elegido, podemos recurrir a las orquídeas de color blanco que siempre quedan perfectas, tanto en espacios de colores cálidos como  fríos.

Ideas. Estas flores son ideales para adornar desde un patio, hasta la mesa de tu hogar. En el patio, por ejemplo, puedes colocarlas en un tronco seco,   el resultado será un adorno natural impresionante.

Y es que esta exuberante flor, con su delicado olor, hará de nuestros ambientes espacios maravillosos. Prueba a realizar un bonito centro de mesa y decorar así algunas de tus superficies.

Una flor indicada para espacios elegantes, con la que podemos hacer miles de combinaciones… prueba la que más te guste.

Para ornamentar con ellas hay que buscar la manera de que donde esta flor se encuentre presente en la casa se vea realzada. Esto se puede lograr sin necesidad de utilizar varillas para sujetarlas. Lo que se necesita para lograr este fin es utilizar materiales no convencionales para apoyar la orquídea, como trozos de madera o  alambre.

Cuidados.  Ninguna condición extrema es buena para la orquídea. No le gusta el calor extremo ni el frío extremo. En cuanto a la luz, algunas  son más resistentes  que otras, pero en general hay que procurarles iluminación indirecta, ni sol directo ni oscuridad diurna. Tampoco les gusta la humedad excesiva, pero no hay que dejar que se sequen. No deben regarse desde arriba, lo mejor es sumergir el tiesto en agua durante unos minutos hasta que las raíces absorban el agua, se hinchen y reverdezcan.

Hay que esegurarse de comprar orquídeas que estén en condiciones saludables, sin enfermedades ni plagas, y teniendo en cuenta unos cuidados básicos, nuestra orquídea podrá durar mucho tiempo, casi resultará  inmortal. Los bulbos y las flores ayudan a determinar el estado de salud de la orquídea que se van a comprar, además no deben tener manchas en las hojas.

Existen más de 25.000 especies de orquídeas documentadas.  Además de las 25.000 especies diferentes de orquídeas que se conocen y que ya han sido documentadas, los científicos continúan encontrando cada vez más y más, nuevas especies de orquídeas.

 Desde la comunidad científica se ha mencionado que incluso, es sumamente probable que otras tantas miles de nuevas especies aún quedan por descubrir en las selvas tropicales.

 Todo esto se debe a la magia de la genética, ya que nuevas especies de orquídeas surgen como híbridos y muchos horticultores juegan con esto a menudo, creando nuevos especímenes. No dudes en usar este recurso decorativo, pues  las orquídeas son una de las especies botánicas más antiguas, numerosas y variadas que existen en el mundo. Crecen prácticamente en cualquier parte  y por sus características y enorme atractivo, sus flores son una de las favoritas en  la decoración.