La piñata de Sarita, la polémica hija de José José, ya se vende en México

sarita

Una piñata a imagen y semejanza de Sarita, la polémica hija de José José que impidió durante días que los restos del cantante llegaran a México, se vende estos días en la fronteriza Ciudad Juárez, manteniendo vivo el conflicto familiar.

El negocio “La piñata feliz”, ubicada en esta norteña ciudad mexicana, aprovechó el revuelo que provocó el conflicto familiar en televisión y redes sociales para lanzar a la venta su nueva creación, una piñata de Sarita.

La hija del cantante, fruto de la relación entre José José y la cubana Sara Salazar, se convirtió durante días en el blanco de muchas críticas por parte de los mexicanos cuando en un inicio ocultó a sus hermanos mayores el paradero del cuerpo de su padre cuando este murió el 28 de septiembre en Florida (EE.UU.).

En entrevista con Efe, la artesana Silvia Sánchez, artífice de la piñata, contó este sábado que la idea era aprovechar la tendencia en redes sociales para reanimar el negocio, algo que ha venido caracterizando a “La piñata feliz” desde hace un tiempo.

En esta tienda ya se han visto piñatas de personajes como Luis Rey, padre del cantante Luis Miguel, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, o incluso el sádico payaso Pennywise, protagonista de la película “It” (Eso), estrenada recientemente y que se basa en la novela homónima del genio del terror Stephen King.

“Nosotros hemos venido trabajando anteriormente basándonos en las tendencias de las redes sociales y pues ahora que está pasando lo de José José y debido a todas las situaciones, decidimos hacer la piñata de Sarita”, explicó.

Sin embargo, dijo que “la piñata no es una manera de burlarse o atacar a las personas”, sino que es una forma de representar algo que es “parte de la cultura del mexicano”, aunque en ocasiones parezca más una intensa telenovela.

Asimismo, contó que para crear la piñata tomaron “las imágenes de la primera entrevista que dio” la joven cantante.

La piñata, de poco más de un metro de altura y construida a partir de papeles de periódico, muestra a la joven de 24 años con un diseño naif característico de estas tradicionales piñatas que en México suelen amenizar las festividades.

Pelo negro a la altura de los hombros, pendientes, y un llamativo traje negro con flores en el pecho son los elementos más destacados de esta curiosa creación.

“Esta era la vestimenta que traía entonces (en la citada entrevista), pues ahí tratamos de hacer los detalles lo más parecidos posible”, apuntó.

Sin querer entrar en la polémica, la creadora de la piñata de Sarita dio su punto de vista del problema entre los herederos del Príncipe de la Canción asegurando que los conflictos familiares se resuelven internamente.

“Creo que es algo muy familiar, es algo muy cercano y yo creo que ellos son los que lo tienen que arreglar”, dijo.

Los días sucesivos a la muerte del cantante, de 71 años, fueron toda una telenovela por el circo mediático en México y en Estados Unidos debido a la disputa entre los hijos que el cantante tuvo con la actriz mexicana Anel Noreña y Sara Sosa por ver dónde acabarían sus restos.