La pobreza regresa a Europa y obliga a cambio en negocios

Madrid.  De los Servicios de Hoy. Como resultado de la crisis de la Eurozona, la pobreza regresará Europa.

Por lo menos esto  es lo que prevé la multinacional Unilever, que ya se está replanteado su modelo de negocio para la región.

Esto así porque la empresa de origen holandés está dando importancia al impacto que está teniendo la crisis en   los hábitos de los consumidores.

Unilever aplicará en Europa estrategias propias de mercados emergentes ante lo que prevé que será una vuelta a la pobreza en el Viejo Continente.

“La pobreza regresa a Europa”, reconoce el responsable para Europa de la tercera mayor compañía mundial de productos de consumo, Jan Zijderveld, en declaraciones al diario alemán Financial Times Deutschland (FTD).

 “Si un español únicamente gasta una media de 17 euros en cada compra, entonces no puedo venderle detergente por la mitad de su presupuesto”, expresa.

De este modo, el consejero delegado en Europa de la compañía propietaria de marcas como Knorr, Lipton, Rexona o Pond’s, apunta la intención de Unilever de trasladar a Europa estrategias ya probadas en mercados emergentes.

“En Indonesia vendemos dosis individuales de champú a dos o tres céntimos y aún así obtenemos un beneficio decente”, dice Zijderveld.

“Sabemos cómo hacerlo, pero en Europa nos habíamos olvidado durante los años anteriores a la crisis”, añade Zijderveld, quien antes de hacerse con las riendas de Unilever en Europa dirigió durante tres años el negocio de la multinacional en el sudeste asiático.

De hecho, el diario alemán señala que Unilever ha comenzado a vender en España detergente bajo la marca Surf en un formato con dosis para únicamente cinco lavados, mientras que en Grecia la multinacional ya ofrece mayonesa y puré de patatas en paquetes individuales,

Mientras Unilever vende productos básicos como aceite de oliva o té bajó marcas baratas locales, una estrategia también adoptada en Reino Unido.

Los datos del Ministerio de Trabajo publicados ayer mostraron que el número de demandantes de empleo registrados en Francia continental aumentó en 41,300 personas el mes pasado a 2,987 millones, en el mayor incremento mensual desde la crisis financiera de 2008-2009. El número de desempleados de entre 25 y 49 años aumentó en julio un 1.2%

Zoom

Descenso empleo

1. El presidente de Francia, François Hollande, ha sufrido un descenso en su popularidad desde que llegó al poder en mayo, y está luchando para estar a la altura de las promesas de campaña para reducir un desempleo persistentemente alto, en medio de una ola de despidos en las últimas semanas.

2.  La cifra total de desempleados -que no incluye una ola de amenazas de despidos futuros en empresas como Peugeot y Carrefour- fue la más alta desde junio de 1999 y supuso un incremento mensual del 1.4% y de un 8.5% anual.

3.  En la Francia metropolitana se registraron 4,453,800 parados en busca de trabajo frente a los 4,395,500 de junio.