La Policía cuenta con 800 técnicos en investigación

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/22C18666-2D34-4F37-9B73-74F77C6E9D34.jpeg

POR GERMAN MARTE
De los 30 mil miembros que tiene la Policía Nacional sólo 800 son técnicos entrenados en la investigación criminal, lo cual representa el 2.6% del total de policías, según datos suministrados por el jefe de la institución, mayor general Bernardo Santana Páez.

Estos técnicos especializados son los integrantes del Departamento de Policía Científica, que tiene sobre sus hombros la responsabilidad de investigar los crímenes utilizando un método totalmente distinto al que tradicionalmente han empleado los policías del país.

Este departamento, indicó Santana Páez, cuenta con técnicos capacitados para hacer una entrevista o un interrogatorio a una persona, y también están entrenados para procesar debidamente los datos recogidos en la escena del crimen.

El jefe de la PN explicó que a partir de ahora, este selecto equipo de investigadores debe ser los primero en entrar en la escena de un crimen, para no contaminarla, como ocurre con frecuencia, debido a la falta de preparación de los agentes.

Manifestó que el Departamento de la Policía Científica fue reforzado con unos fondos provenientes de la Presidencia de la República, a través de Indotel, con una plataforma tecnológica valorada en unos RD$80 millones. Pero además, le fueron entregados otros recursos para comprar más equipos e instrumentos para procesar las evidencias recogidas en la escena del crimen.

Dijo que cuando llegó a la institución no encontró ni una sola unidad de recolección de evidencias y por eso procuró que se comprara una; y  luego, desde la jefatura, logró que se adquieran siete de estos equipos, “tenemos siete vehículos del tipo Van, completamente equipados con todo lo que necesitan”, y esto hace que el policía se sienta exitoso, lo mismo que los fiscales y los jueces, porque cuando van a juicio está en condiciones de probar que una determinada persona cometió un hecho criminal.

Apuntó que con la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal en el 2003, la PN se vio en la necesidad de preparar técnicos “capaces de hablar con las cosas”, de modo que cuando llegue a la escena de un crimen tenga la capacidad de ver si los zapatos de la persona que está arrestada coinciden con las huellas que hay en el lugar, que sea capaz de saber con qué arma específica ha sido disparado un proyectil determinado.

“Porque finalmente lo que va a acreditar en el tribunal no es lo que la persona diga, sino la calidad de las evidencias físicas que se puedan presentar en la escena del crimen”,  manifestó el jefe policial.

AYUDA FRANCESA

Como parte de los esfuerzos por capacitar a la PN, se está desarrollando un proyecto de formación de técnicos en investigación que cuenta con un aporte de RD$30 millones que está haciendo el gobierno de Francia.

Uno de los primeros frutos de ese esfuerzo, ha sido la graduación, el pasado martes de unos 38 peritos avanzados en la recolección de evidencias en las escenas del crimen. Este grupo de agentes fueron seleccionados de un total de 500 policías recién incorporados a la institución.

Santana Páez reiteró la disposición de la Dirección General de Investigación de que cada vez que se va a investigar un crimen, primero tienen que llamar a los técnicos.

“Muchas veces encontramos un zapato en la escena de un crimen y no sabemos con qué compararlo porque hay 500 huellas más que las produjo el mismo policía, eso quiere decir dañó, vició, la escena del crimen”.

El oficial detalló hasta la forma en que se debe entrar al lugar donde se va a investigar un crimen, con equipos especiales para caminar encima de las huellas dejadas por los criminales.

Semigobierno de la ignorancia

A juicio de Santana Páez, la investigación criminal no avanzaba porque dentro de la PN había mucha resistencia al cambio,  había un “semigobierno de la ignorancia”.

Fruto de esa realidad, se investigaba un caso pero el resultado era producto de una confesión, lo cual luego se caía en los tribunales, y eso generaba impunidad, porque muchas veces los acusados (culpables) quedaban en libertad.

Pero ahora, según Santana Páez, más que un policía cualquiera que llega a la escena del crimen a hablar con la gente, hay técnicos que pueden “hablar con las evidencias” y por eso es que los casos se están resolviendo rápidamente.