La Procuraduría afirma “avanzan” investigaciones; hay cinco detenidos

El Procurador General de la República y dos de sus adjuntos volvieron a reunirse ayer con los jefes de la Policía y de la DNCD y el Fiscal del Distrito Nacional, para examinar el curso que llevan las investigaciones alrededor del asesinato de un coronel retirado de la Policía. En este atentado quedó herida la esposa del ex oficial, aunque no de gravedad. Una nota emitida por la Procuraduría consigna que hay cinco personas detenidas, y se promete a la población que las investigaciones avanzan y que pronto serán llevados a la Justicia los responsables de los hechos sangrientos que pusieron fin a la vida del ex coronel José Amado González y González. También se dijo que una caja fuerte de éste fue abierta.

Las investigaciones determinaron  que el vehículo  que se presume fue usado para matar al ex coronel policial José Amado González González no es propiedad del Ejército,  sino de la compañía de “carpeta” Janes Ville, vinculada a la red criminal que encabeza el narcotraficante José David Figueroa Agosto.

Según el informe de las autoridades, esa yipeta tenía la placa 0E00234, perteneciente al Ejército. Estaba asignada desde  2005 al ex mayor  Bienvenido Antonio Saviñón Aybar.

Señalaron que las indagaciones están avanzadas y que prueba es que  se recuperó el vehículo desde el que se habría disparado.

De acuerdo con el comunicado del Ministerio Público, la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), cinco personas están detenidas. No se especificó si por el hecho son investigados dos coroneles, como se ha rumorado.

González González  era investigado por la Fiscalía del Distrito Nacional y la DNCD por su  supuesta vinculación a Figueroa Agosto.

Los organismos se reunieron ayer por más de cuatro horas para rendir un informe sobre el asesinato del ex oficial  y las heridas a su esposa, Madeline Bernard, internada en una clínica.

El texto consigna  que  en un tiempo  corto esperan concluir las pesquisas y presentar a la justicia a los responsables del crimen.

Manifestaron que el viernes fue abierta la caja fuerte propiedad de González, en presencia de dos hermanos del ex coronel  y de su abogado, encontrando  “algunos documentos”.

Desde que se produjo el hecho, autoridades del Ministerio Público, la Policía y  la DNCD han sostenido reuniones de trabajo en la Procuraduría General.

Esas juntas  han estado encabezadas por el procurador Radhamés Jiménez,  el mayor  general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, jefe de la Policía; el mayor general Rolando Rosado Mateo,  presidente de la DNCD; el fiscal del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra; los procuradores adjuntos Frank Soto y Bolívar Sánchez, y el coronel Alejandro Dipré.

Guzmán defiende

El jefe de la Policía, mayor general  Rafael Guillermo Guzmán Fermín, consideró ayer que al asesinato del ex coronel  González y González fue debido a la guerra contra el narcotráfico  y el crimen organizado que libran las autoridades. Señaló que la muerte del  ex oficial no es nada nuevo, “lo que significa que se está combatiendo el narcotráfico”. Dijo que alertó que el crimen organizado y el narcotráfico se iban a resentir fuertemente y que habría un incremento de los ajuste de cuentas “por efecto de deuda sobre deuda entre los traficantes”.