La programación como segundo idioma

26_08_2015 HOY_MIERCOLES_260815_ ¡Vivir!7 C

JARABACOA, La Vega.- Un proyecto educativo que instaura la programación o “el lenguaje de las máquinas” como segundo idioma fue puesto en marcha en un centro educativo de este municipio en beneficio de 800 estudiantes, quienes tendrán la oportunidad de formarse como entes capaces de competir en un mundo global dominado por la tecnología.

En un acto que contó con la presencia de autoridades locales, funcionarios del Gobierno y personalidades, la escuela Santo Domingo Savio dejó abierto su laboratorio de programación, equipado con laptops y tabletas, para incorporar la programación como parte del plan de estudios del centro. El desarrollo del proyecto ha sido posible gracias a la donación de infraestructura hecha por los jóvenes empresarios Chris Corcino y Dalisa Heredia, quienes presiden la firma Intellisys Corp, una empresa de zona franca de tecnología que sirve a grandes compañías del primer mundo, y dirigen el Cincinnatus Institute of Craftsmanship en la ciudad de Santiago.

Corcino, oriundo de Manabao, quien se trasladó a Nueva York para estudiar programación y luego decidió retornar al país para operar su empresa, estudió en la escuela Santo Domingo Savio, por lo cual considera el impulso de este proyecto como un agradecimiento a su centro de estudios y un aporte a los adolescentes para que cuenten “con un ecosistema que facilite el aprendizaje”.

Además de donar los equipos, Corcino y Heradia auspiciarán la formación de docentes para que puedan asumir la enseñanza de la programación como “segundo idioma”, marcando un hito de alta relevancia en el sistema educativo de la República Dominicana.

“Nuestro interés y esfuerzos estarán centrados en ayudar a preparar adolescentes con un nivel técnico avanzado que puedan incorporarse al mundo laboral, una vez se gradúen del bachillerato”, señaló.

Al explicar como la tecnología cambia los modelos laborales y propician un inicio temprano en la generación de riquezas, el joven empresario contó la historia de Edwin, un adolescente de 16 años, que empezará a formar parte del grupo técnico de Intellisys Corp, con la posibilidad de interactuar con el mundo desarrollado.

En la actividad estuvieron presentes Claudio Doñé, director de los Centros Tecnológicos Comunitarios de la Vicepresidencia de la República; César Dargam, viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Económicos, entre otros.