La provincia de Samaná relegada al ostracismo

La provincia de Samaná relegada al ostracismo

La otrora determinante provincia de Samaná, que fue objeto del deseo de los Estados Unidos de América para ocupar su bahía con fines estratégicos, librándose de tal cometido por la determinante oposición del congresista Sumner Wells, quien enfrentó tal propósito, lo cual hoy día sería un baldón y una afrenta para nuestro país.

Esta privilegiada provincia posee playas rutilantes como Las Terrenas y su esplendorosa La Bonita, Cosón, Portillo, El Limón,  Morón, Las Canas, El Valle, cuya carretera fue abandonada por el impago del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones cuando faltaba poco para su terminación.  Igualmente paradisíacas son Rincón  y Las Galeras.  Mención especial merece Cayo Levantado.

Posee paisajes bucólicos en los cuales se encuentra el impresionante Salto El Limón, una chorrera que hace la delicia de todos aquellos que a pie o a caballo, se aventuran hasta él.  En su litoral Sur se encuentra el parque Los Haitises, verdadero pulmón ecológico en donde se acumulan los mayores depósitos de agua potable del país.

En cuanto a minería, posee la mayor cantera de mármol del país y aunque no tiene la calidad del travertino, es muy apropiado para el revestimiento de edificios, principalmente los públicos. 

La Bahía sería un excelente lugar de descanso para los innumerables yates, lanchas y catamaranes que pasan cerca de Samaná y que no utilizan por los inconvenientes que suscitan los miembros de la Armada e inspectores de aduanas, los cuales fomentan que los mismos sigan hacia Puerto Rico, donde son tratados como lo que son: turistas de paso.

En la primavera, turistas de América del Norte y otros países circunvecinos vienen a Samaná para observar las ballenas jorobadas que provienen de aguas gélidas del norte, para aparearse y continuar la especie.

El muelle de Sánchez, tuvo el privilegio de ser utilizado por el ferrocarril central, para transportar el cacao producido en la región del Cibao, el cual era embarcado por ese puerto.

Todas estas bondades de Samaná, se encuentran opacadas por la vía de entrada en pésimas condiciones.  En apenas 4 kms. hay más hoyos que en un queso gruyere.  Se tiene proyectada otra entrada cerca del mar, pero todavía ni siquiera se conocen los estudios.  Samaná merece una entrada, acorde con su belleza.

Todo esto era bonanza hasta que aparecieron unos colombianos quienes en connivencia con los titulares de la Secretaría de Obras Públicas, construyeron una carretera, a la cual con aires de grandeza, denominaron Autopista Juan Pablo II.  Esta vía de un carril, con al menos tres lomos de perro que impiden la visibilidad cuando el vehículo se encuentra en el fondo, lo cual causó múltiples accidentes. 

Si a eso se le añade que no tenía peralte en el tramo de Los Haitises no se justificaban los elevados “peajes sombra” que cobraba, hasta que el presidente Abinader, en una posición valiente tranzó los mismos, por US$410 millones de dólares.

Sin embargo, el señor Presidente cometió un desliz, ya que al rebajar solamente un 20%, mantuvo la carretera a un precio desmesurado.  Veamos:  Peaje Marbella por apenas 4 kms. de RD$63 a RD$31.68.  Peaje Naranjal de RD$201 a RD$160.80 y Peaje Guaraguao de RD$236 a RD$188.80.  Estas sumas totalizan RD$381.28 por apenas un recorrido de 106.5 Kms. 

Ahora bien, un estudio comparativo con la autopista del Coral en el tramo Sto. Dgo.- Bávaro son 201 Km. Con 4 estaciones de peaje lo cual totaliza RD$320.00.  Esto significa, que se pagan RD$61.28 más en la inferior carretera a Samaná (2 carriles), a Bávaro (4 carriles), sin lomos de perros y con peralte.

 Hemos dejado para último el llamado Boulevard del Atlántico, una carretera de una vía con aproximadamente 24 Kms., que se paga por utilizarla RD$485.00.  Podemos afirmar, que aunque se le rebaje el 20% el peaje quedaría en RD$468,00, lo cual constituye una extorsión por tan ínfimo recorrido. 

Aunque inicialmente trate el Estado de recuperar su dinero en el menor tiempo posible, sino reduce este peaje a RD$100, los conductores seguirán prefiriendo la ruta Sánchez desde donde se disfruta una vista espectacular de este poblado, la Bahía y en el fondo Los Haitises

Solo nos queda solicitar, que los 3 ministros que firmaron el contrato “Peaje Sombra” sean investigados y determinar si hubo coimas en su firma y de haberlas, sancionarlos a pagar una parte.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas