La Red  concluye feria con un llamado a prestar atención a discapacitados

La II versión de la Feria de los Derechos de Personas con Discapacidad  concluyó ayer con un balance positivo para las entidades que agrupan a personas con condiciones especiales que estuvieron presentes en la muestra.

La exposición sirvió para que las personas con discapacidad llamaran la atención de las autoridades sobre la importancia de dar respaldo a ese sector poblacional.

La actividad tuvo como objetivo sensibilizar a la opinión pública sobre los derechos de las personas con discapacidad y permitir a las organizaciones del sector promocionar sus actividades en favor de la integración socio-económica de ese segmento.

“Estamos aislados de todas las políticas sociales, no tenemos muchas alternativas y eso hay que ponerlo en conocimiento”, se quejó Ismael Paredes, sordo de nacimiento que vive de elaborar piezas de barro.

Su situación es la misma de todos los discapacitados que luchan contra el discriminen de que afirman la sociedad los hace objetos. Sus reclamos matizaron la feria que organizó la Red de Entidades de Personas con Discapacidad y que durante dos días sirvió para mostrar la fuerza de la voluntad.

Se exhibieron artesanías que incluyeron joyas, piezas bordadas y pintadas a mano, velas, figuras de barro y de piedra, artículos creados a base de jícara de coco, de corozo y de otros materiales.

También hubo oportunidad para derrochar talento en otras facetas del arte y así, el coro y el ballet de sordos deleitaron a los asistentes, lo mismo que el cantante Danny, cuyas piernas no responden, ganó aplausos con su voz.

De acuerdo con los artesanos involucrados, la feria logró concitar la atención y el apoyo de la población, que adquirió las piezas exhibidas y disfrutó de los espectáculos ofrecidos.

La presidenta del Círculo de Mujeres con Discapacidad y coordinadora de la feria, Belkis Reynoso Then, manifestó que son numerosas las iniciativas del sector que cada día se articulan y generan espacios de desarrollo para las personas con limitaciones.

“No obstante,   en contradicción también se han multiplicado los discapacitados que deambulan en condiciones de marginalidad”, lamentó.

Consideró que por esa razón  se hace necesario que se promueva activamente en esos ciudadanos una cultura del trabajo y del esfuerzo digno para la superación personal.

Reynoso Then expresó que  dentro del proyecto que desarrolla la Red se han  logrado avances, pero que  la inserción laboral y social de los hombres y mujeres con condiciones especiales no es un camino concluido.