La reelección de Danilo, pero, ¿y la de Leonel?

Ciertamente Danilo Medina es el presidente y a quien el pueblo dominicano no debería permitirle un día más después del 16 de agosto de 2020, pero también es cierto que elegir nuevamente a Leonel Fernández equivale a una reelección escalonada, ya que este señor gobernó la República Dominicana por doce años, o sea, que tuvo la oportunidad de hacer cosas que los dominicanos, todos, tengamos que agradecerle, y no las hizo.
Leonel Fernández tiene en su foja el mérito de habernos dejado multimillonarios como por ejemplo, el flamante senador de San Juan de la Maguana, que en 1996, cuando el PLD llegó al Gobierno declaró que su patrimonio era de 547, 000 pesos, y hoy exhibe una fortuna de 84 mil millones , según el Departamento de Estado de Estados Unidos. Con sólo eso tenemos los dominicanos para rechazar que esa camarilla vuelva al poder.
Danilo Medina arrastra el lastre de notables escándalos de corrupción que lo salpican a él y a muy cercanos colaboradores. Casos que no es necesario mencionarlos aquí, ya que son altamente conocidos por el pueblo dominicano; entendemos no son tan fáciles de olvidar.
La tarea por delante primero será derrotar las pretensiones del danilismo de reformar nuevamente la Constitución de la República, y segunda, restarle fuerza al doctor Leonel Fernández que ahora viene vendiéndose como el gran redentor de la Patria, el Santo Varón que necesitamos para salvar el país del desastre que nos ha sumido el PLD en 19 años de gobierno.
Salir de Danilo y Leonel es la tarea inminente del pueblo dominicano. Pero, ¿con quién debemos enfrentarlos? Esa es la lupa que tendrá el Soberano que buscar.