La reforma constitucional en el debate

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/38673CAD-4BDB-4754-99EB-C3ABA745D51C.jpeg

POR MU-KIEN ADRIANA SANG
La Constitución es la ley fundamental de un país, será un algo que pronto hemos de definir y deslindar, o, como provisionalmente hemos visto, una fuerza activa que hace, por un imperio de necesidad, que todas las demás leyes e instituciones jurídicas vigentes en el país sean lo que realmente son.

La ley y la constitución, tienen evidentemente una esencia genérica común. Una Constitución para regir, necesita de la promulgación legislativa, es decir, que tiene que ser también ley. Pero no es una ley como otra cualquiera, una simple ley: es algo más. Entre los dos conceptos no hay sólo afinidad; hay también desemejanza. Esta desemejanza (es) lo que hace que la Constitución sea algo más que una simple ley.

La ley fundamental debe ser una ley que ahonde más que las leyes corrientes.

Ferdinand Lasalle,

¿Qué es una constitución?
—–
Ha vuelto al debate la necesidad de una reforma constitucional. Todos los sectores han expresado sus opiniones sobre el asunto. El Presidente de la República abogó por una reforma integral de la Constitución. Otros han sacado el tema del voto de los militares. Unos han salido a la defensa. Plantean que debe dársele el voto a este segmento de la sociedad; posición que ha sido enfrentado por intelectuales y conocedores del tema, quienes consideran que es espinoso y peligroso. Se habla de una reforma a través de una constituyente. Se habla de incluir el plebiscito y el referéndum como figuras importantes en la democracia participativa que todos aspiramos. En fin, el tema, nueva vez, está en el tapete. Confieso que me asusta.

No he podido olvidar el adefesio constitucional que se produjo en julio del 2002. La hipocresía de los dirigentes gubernamentales de entonces que auspiciaron un amplio proceso de debate para que la sociedad civil y los partidos hicieran propuestas de modificación a la Constitución. Largas sesiones de trabajo se realizaron. Un documento fundamentado en amplios debates y consensos fue entregado al Poder Ejecutivo, el cual, siguiendo el juego y la burla, lo envió al Congreso de la República. Pero todo era una vil farsa. El amarre de una reforma constitucional a conveniencia estaba hecho. Las sesiones de la Asamblea Nacional de julio de ese año 2000 así lo atestiguan.

El más importante organismo del estado moderno, como lo concibió John Locke, fue un escenario de un vulgar espectáculo donde primó el interés de un grupo por instituir la reelección, para que el líder de su banda pudiese presentarse en las elecciones de mayo del 2004. Los rojos lo apoyaron por conveniencia. De esta manera honraban a su líder, el rey de las reelecciones sucesivas. Los otros, los morados, se opusieron por conveniencia también, pues ellos a finales de los 90 buscaban asegurar la continuidad, pero no llegaron a los extremos de los blancos.

¿Vale la pena abrir esa caja de Pandora? No lo sé, tengo mis dudas. Yo quiero, lo he escrito, una reforma constitucional amplia, verdadera, acorde a los nuevos tiempos, con amplia participación de la sociedad civil. Pero_ ¿Será una verdadera constituyente? ¿Será una verdadera reforma que delineará a la República Dominicana que queremos? ¿O acaso será otro adefesio más que responderá a los intereses particulares de algunos grupos? ¡Pobre Constitución la nuestra! ¡Cuántos atropellos has vivido!

Finalizo este Encuentro recordando algunos datos históricos de nuestra triste, atropellada, violada, maltratada, irrespetada y modificada Constitución. Nos vemos en la próxima.

1. ¿Sabías que en los 161 años de vida republicana hemos tenido 37 Constituciones? Esto quiere decir que la primera Constitución, la promulgada el 6 de noviembre de 1844 ha sido modificada en 36 oportunidades.

2. ¿Sabías que en el siglo XIX, en 46 años (1844-1899) la Constitución fue modificada en 17 oportunidades?

3. ¿Sabías de Lilís fue el Presidente que en el siglo XIX modificó más veces la Constitución?

4. ¿Sabías que Trujillo modificó, sólo para su conveniencia, la Carta Magna en 7 oportunidades?

5. ¿Sabías que la Constitución que menos tiempo estuvo en vigencia durante el siglo XIX fue la de febrero de 1854, pues en diciembre de ese año fue modificada?

6. ¿Sabías que la Constitución que menos vigencia tuvo en el siglo XX fue la de Mon Cáceres de 1907, pues al año siguiente, a instancia del mismo presidente, fue modificada?

7. ¿Sabías que los militares no tienen derecho al voto desde 1924?

8. ¿Sabías que la última reforma del siglo XX fue la de 1994, que se modificó en 2 días?

9. ¿Sabías que la primera reforma del siglo XXI fue la de Hipólito, en julio del 2002?

msang@pucmm.edu.do
mu-kiensang@hotmail.com