La reforma de la educación

3 d 3
Nos proponemos contribuir al análisis del financiamiento de nuestro sistema de instituciones de educación superior. Para lograrlo, estimaremos el orden de magnitud de los recursos financieros que serán necesarios para alcanzar los fines que nos hemos propuesto. Hemos estado tratando de responder a las preguntas siguientes: ¿Cómo ha evolucionado en las últimas décadas el sistema dominicano de educación superior? ¿Cómo habremos de resumir sus aportes al desarrollo de la sociedad dominicana y cuál ha sido el monto de los recursos necesarios para financiar el desarrollo del mismo? También éstas: ¿Cuál será la dimensión y el alcance de la demanda por educación superior durante la próxima década? ¿Cuál será el monto de los recursos financieros que serán necesarios para satisfacer dicha demanda? y ¿Cómo se relacionarán estos recursos con el crecimiento económico que probablemente experimente nuestro país en el periodo de tiempo señalado?
Siendo como somos un lego en materia de economía, a lo mejor nos preocupó más de lo debido, el contenido de una versión resumida de un documento de trabajo del escritor mexicano Carlos Muñoz Izquierdo. El estudio del intelectual azteca parte del supuesto de que las políticas económicas que han instrumentado los países de la región durante los últimos años, no cambiarán sustancialmente durante la próxima década. Era obvio que con sus afirmaciones al respecto no pretendía tener un carácter predictivo. Su discurso era meramente analítico. Carlos Muñoz buscaba reflexionar sobre los cursos de acción que convendría seguir para que, en caso de que dicho supuesto se cumpliera, “los países de la Región puedan evitar, en cuanto les sea posible, las limitaciones al financiamiento de la educación superior que de dichas políticas se deriven” Como bien lo expresa Muñoz Izquierdo, “los países latinoamericanos y del Caribe han estado expuestos a fuertes desequilibrios externos. Para contrarrestar estos problemas, han recurrido a frecuentes desvaluaciones de sus monedas locales. Estas, a su vez, han provocado procesos inflacionarios que han provocado importante incremento en los niveles de endeudamiento de los países mencionados. En consecuencia, ellos han tenido que desviar hacia el servicio de la deuda, proporciones muy significativas de las divisas que, en otras condiciones hubieran podido canalizar hacia sus inversiones internas”
Entre los planes de desarrollo inmediato de la Pontificia y Real Universidad Autónoma de Santo Domingo figura el fortalecer la docencia, ampliar las labores de investigación, adquirir más equipos de laboratorio y de alta tecnología, completar y ampliar el proceso de mejora de sus espacios físicos, profundizar su accionar como instrumento de realización de las aspiraciones colectivas, entre otros. Para encararlos con éxito, la Universidad Primada deberá recibir este año de parte del gobierno del presidente Danilo Medina un monto de presupuesto valorado en 11 mil 886 millones de pesos. Dicha estimación presupuestaria se sustenta en lo establecido por la Ley 5778 sobre Autonomía Universitaria y en la 139-01 de Educación Superior Ciencia y Tecnología.
La UASD marcha a la delantera en cuanto al número de investigaciones realizadas con 110 de 431 proyectos. La Universidad Primada figura en el ranking de las mejores Casas de Altos Estudios de la América Española y el Caribe. Y cada vez más crece la confianza de la sociedad dominicana en la Universidad estatal. Este año, la Universidad Primada de América registró un proceso de ingreso que rompió todas las expectativas. Cerca de 50 mil nuevos estudiantes ingresaron este semestre a la UASD. Lo que constituye una cifra record. La población estudiantil de la Vieja Casa de Estudios ya sobre pasa con creces los 200 mil estudiantes, atraídos por el buen desempeño de sus actuales autoridades encabezadas por la rectora doctora Emma Polanco.