La Reina con paso firme en sus causas más solidarias

efe_20150420_194721277

La Reina no se tambalea ante la enfermedad. Sus causas solidarias más defendidas (contra las enfermedades raras y el cáncer) la tienen en el punto de mira constante.

Por eso ayer doña Letizia no dudó en viajar a Burgos, en la que es su primera visita como soberana a la ciudad de Castilla León, para presidir un acto institucional de la Asociación Española Contra el Cáncer.

A su llegada al Fórum Evolución Palacio de Congresos y Auditorio fue recibida por un grupo de jóvenes y niños que le mostraron el tradicional baile de los danzantes y tetines de la ciudad. Disfrutó de estos momentos musicales en compañía del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el alcalde burgalés, Javier Lacalle, y la presidenta de la asociación, Isabel Oriol. Con una sonrisa y paso firme. Sin desviarse del frente desde hace cinco años como Presidencia de Honor de la organización.

La reina Letizia marcha junto a la AECC, que siempre estará al lado de la sociedad española, como aseguró en su discurso durante el acto de entrega de las ayudas a la investigación científica oncológica de la asociación.

Repitiendo modelo para ceder todo el protagonismo a la causa, pero conjuntándolo con unas nuevas sandalias -tal vez de siete leguas para avanzar largo trecho en la solución-, se subió al púlpito y defendió las razones de la asociación.

Ante un auditorio de unas 1.300 personas, en su mayoría representantes de la AECC, esgrimió que “una ciencia potente, de calidad, valorada por la sociedad que nos haga comprender que es el camino del progreso hace que un país sea fuerte y que sus ciudadanos vivan mejor”.