La reina Isabel demandará diario

LONDRES (ANSA).- La reina Isabel II de Inglaterra está furiosa con el tabloide inglés Daily Mirror y anunció ayer que llevará a la Corte británica al diario por haber violado la seguridad real, luego de que uno de sus periodistas consiguió ocupar por dos meses el cargo de paje real con referencias falsas.

Según informaron ayer fuentes del palacio de Buckingham, la monarca británica “está tan enojada, que llevará a la corte al (Daily) Mirror por su atrevimiento, que perjudicó en imagen la visita del presidente Bush”.

Agregó que presentó una orden formal para impedir que sigan publicando indiscreciones de palacio en ese diario.

David Pannick, el abogado que representa a la monarca británica, afirmó ayer que Ryan Parry, el periodista que se hizo pasar por paje real, “traspasó flagrantemente la confidencialidad de su empleadora, la reina”.

Isabel II está “enfurecida y consternada” con Parry, quien hasta afirmó que la seguridad del Castillo de Windsor- la residencia preferida de la reina- “es incluso peor”.

Las revelaciones provocaron un verdadero escándalo en los servicios de seguridad del país y la Casa Real británica, quienes gastaron cerca de 8 millones de dólares para ocuparse de la seguridad en la visita oficial de George Bush y su esposa Laura a Gran Bretaña.

Parry explicó hoy al tabloide inglés “que el Castillo de Windsor posee aún más problemas de seguridad”.

La actitud del periodista provocó el miércoles que la propia Isabel II y el ministro del Interior David Blunkett salieran a anunciar el lanzamiento de una investigación “sin precedentes” para determinar las fallas de seguridad en las residencias reales,

La noticia se conoce durante el segundo día de visita oficial del presidente estadounidense George Bush, que vio masivas manifestaciones pacifistas en su contra.

“La seguridad debería haberse mejorado luego de la comedia terrorista de Aaron Barschak, que entró al cumpleaños del príncipe Guillermo en junio pasado”, afirmó Parry.