La revista de vehículos (1 de 2)

JÓSE R. MARTINEZ VURGOS
En República Dominicana los vehículos de transporte tanto de pasajeros como de carga, sus propietarios están en la obligación de llevarlos al departamento de Revista de vehículos para su inspección técnica y revisión, que de ser aceptadas sus condiciones, se le expide un marbete mediante el cual se hace constar que ha pasado la prueba mínima de la revisión de luces, algunas veces los frenos y el freno de emergencia, así como que el vehículo contiene una linterna y un botiquín y que ha pagado el impuesto en sellos de Rentas Internas correspondientes a dicha revisión.- Hasta ahí se cumple con la ley y se autoriza su circulación en todo el territorio nacional.- Pero no se trata de una verdadera inspección técnica de vehículos como se acostumbra en casi todos los países bien organizados.-

Y esto no es culpa de la Dirección General de Tránsito Terrestre, es quizás la necesidad de estructurar un verdadero equipo de inspección técnica, que conlleva una inversión en equipos mecánicos, electrónicos y humano que es lo que requiere dicha dependencia, para poder obtener resultados satisfactorios de seguridad para todas aquellas personas que hacen uso del transporte público y privado de pasajeros y carga, así como de los vehículos utilizados para transportar turistas.-

Una buena inspección en un vehículo cualquiera, es una garantía no sólo para el usuario sino también para el conductor del mismo, que comprueba el estado de seguridad del vehículo que conduce bajo su responsabilidad, un peritaje de los elementos del vehículo que requieren reparación y en caso de alguna anomalía, no se debe emitir el certificado correspondiente de uso de dicho carro, camión o guagua, hasta que se corrijan las faltas y se verifique una nueva revisión en la cual quede evidencia de que dicho vehículo ha sido reparado.- En caso de que un vehículo no pase las pruebas obligatorias de Inspección, su propietario y el conductor del mismo, deben ser sancionados por los agentes de tráfico en la terminal de revisión.-

Desgraciadamente por nuestras calles y carreteras circulan un sinnúmero de vehículos que deberían estar en los almacenes de chatarras, que constituyen un peligro muy grande y sin embargo las autoridades lo consienten y se hacen, como dicen, de la vista gorda, motivo por el cual a diario suceden muchos accidentes lamentables.- Muchos de los choques entre automóviles o entre camiones de carga y automóviles se producen por las malas condiciones de los mismos, por la falta de frenos, llantas lisas, falta de luces direccionales o faroles rotos, puertas amarradas con alambres, sin revista y sin seguros, sin embargo no hay autoridad de tránsito que ponga remedio a este caos.- La burla a la ley y sus reglamentos es el pan de cada día. Hasta existen compañías de seguros, que expiden pólizas cuya garantía es dudosa y además nunca pagan el valor de los daños que se supone están amparando.- ¿Que es lo que sucede? ¿Estamos en una selva y la ley de ésta es la que rige o es la del Estado? La repuestas en éste último caso tiene la Superintendencia de Seguros, cancelado la franquicia a esa compañías que todo el mundo conoce y nadie responsablemente denuncia, pero que las autoridades no ignoran.