La Rosa de Bayahíbe, una flor nacional que no es tan popular

La Rosa de Bayahíbe, una flor nacional que no es tan popular

Cualquier dominicano reconoce mejor a un artista que a su flor nacional, la Rosa de Bayahíbe, debido a su escasa distribución.

Su nombre científico es Pereskia quisqueyana Alain. Popularmente también se le conoce como Mata de Chele. Se trata de una especie endémica del país en peligro crítico de extinción, originaria de la zona de Bayahíbe, provincia La Altagracia, donde el crecimiento turístico ha mermado la población natural.

De acuerdo al agrónomo William Encarnación la especie tiene un promedio de 17 hembras y 42 machos.

Encarnación es director del Banco de Semillas del Jardín Botánico Nacional (JBN), que está trabajando en un proyecto de expansión de la flor nacional con apoyo del Kew Garden del Reino Unido de Inglaterra.

Explicó que actualmente han logrado reproducir 10,000 plantas a través del proyecto de conservación de semillas.

De este total, 3,000 plantas se encuentran en el Jardín Botánico Nacional y otras se han sembrado en el parque Mirador Sur, avenida 27 de Febrero, escuelas y hoteles de la región Este, así como en viviendas a través de la venta y donación.

En tanto tienen 55,000 semillas disponibles en el Jardín Botánico.
Encarnación detalló que la Rosa de Bayahíbe se reproduce en suelo rocoso de origen calizo de poca humedad con material orgánico y se debe plantar a pleno sol. Hasta ahora se ha desarrollado bien fuera de su hábitat.

Flor de un día. Esta flor tiene una particularidad que solo dura un día. En el caso de las hembras paren entre los meses de marzo a junio y los machos casi todo el año.
La planta no muere al parir y sigue su crecimiento normalmente. Solo la flor fallece cuando fecunda.

Encarnación agregó que esta especie es dioica, es decir que tiene los dos sexos separados en la población natural. Para su reproducción, las hembras requieren ser polinizadas por las flores machos a través de los insectos.

Esta planta fue descubierta por el botánico Alain Liogier en 1977 y declarada flor nacional por la Ley 146-11. Para que los dominicanos conozcan su flor nacional y participen de su conservación, el Jardín Botánico Nacional ha elaborado un plan educativo con charlas y afiches mayormente en las escuelas.