La seguridad de los Olímpicos de Río movilizará 85.000 policías y militares

rio2016

Río de Janeiro. Las autoridades brasileñas movilizarán cerca de 85.000 policías y militares para garantizar la seguridad de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Se trata del mayor plan de seguridad desplegado en la historia de esta ciudad, informaron hoy fuentes oficiales.

El número de uniformados, que doblará el movilizado en los Juegos de Londres 2012, que fue 42.000, también representa el mayor plan de seguridad puesto en marcha durante unos Juegos Olímpicos. Los números fueron divulgados a cerca de un año de la inauguración de las justas, el 5 de agosto de 2016, por el secretario extraordinario de Seguridad para los Grandes Eventos de la Presidencia brasileña, Andrei Rodrigues.

Además de los 37.000 militares anunciados ya por el Ministerio de Defensa y que serán enviados principalmente a Río de Janeiro, pero también a Brasilia, Belo Horizonte, Salvador, Sao Paulo y Manaos, donde se disputarán partidos del torneo olímpico de fútbol, el plan prevé otros 47.500 agentes de diferentes fuerzas policiales.

Según Rodrigues, unos 9.000 agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad Pública, grupo policial de elite, ocuparán estadios, gimnasios y demás escenarios de competición. Tal tarea inicialmente estaba destinada a agentes privados contratados por el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, pero el Gobierno optó por trasladarla la función a la Fuerza Nacional de Seguridad Pública.

La Policía Federal aportará 3.500 agentes, un número un 350 % superior al movilizado por esta fuerza en Río de Janeiro durante el Mundial de fútbol 2014, y la Policía Federal de Carreteras contará con 2.000 efectivos, principalmente como escoltas de delegaciones.