La silenciosa insuficiencia renal

http://hoy.com.do/image/article/421/460x390/0/61AB1EBD-F79B-42DB-BDF9-D58C93BDBA47.jpeg

La muerte de un alto funcionario gubernamental dominicano como consecuencia final de un largo proceso de insuficiencia renal ha llamado en los últimos días la atención hacia el problema de la falla de los riñones.

Sobre el tema, el nefrólogo Marcos Esquenazi, de la organización de salud Baptist, de Miami, ha advertido que la enfermedad usualmente es silenciosa y que no presenta ningún síntoma hasta que no está bien avanzada. “Factores como la falta de aire y apetito, la pérdida de peso, la fatiga, la anemia, hinchazón de piernas y empeoramiento de la hipertensión sugieren que la dolencia  renal ha avanzado”, informó. 

Esquenazi explicó que los riñones son órganos extraordinarios que podrían compararse con un laboratorio químico, ya que  trabajan todo el día para filtrar 200 litros de sangre y extraer dos litros de desechos y exceso de agua, regular sustancias químicas y secretar hormonas para el buen funcionamiento del cuerpo.

La también nefróloga Carmen Ortiz, del Baptist, observó que con la edad y  ciertos factores de riesgo, los filtros o glomérulos del riñón se cicatrizan y pierden su capacidad de filtración y esto ocasiona la enfermedad.

Esta deficiencia está asociada estrechamente a la diabetes y la hipertensión arterial.

Ortiz apuntó que a menos que se hagan ciertas intervenciones, el paciente puede empeorar y necesitar diálisis o un trasplante para poder vivir, pero  hay una serie de medidas y procedimientos que se están aplicando en los hospitales de esa organización (e-mail international@baptisthealth.net) para intervenir la enfermedad.

 Los especialistas recomendaron exámenes anuales de sangre y orina para determinar las condiciones del funcionamiento de los riñones.