La solución sería quitar subsidios

POR LEONORA RAMÍREZ S.
El gobierno puede reducir el déficit fiscal de RD$9,000 millones, como exige el Fondo Monetario Internacional (FMI), mediante la eliminación de los subsidios al servicio eléctrico y al gas licuado de petróleo (GLP), consideró el economista Federico Cuello.

El desplome de la prima del dólar (ayer se cotizó a RD$32.50 por US$1.00), así como la renegociación de la deuda externa con el Club de París y la banca comercial -que disminuirá los requerimientos de dólares-, son otros elementos que le permitirán a las autoridades conseguir la meta pautada por el FMI, de acuerdo al economista.

Según datos de la secretaría de Finanzas, hasta el primero de octubre del 2004 se gastaron RD$21,356.3 millones en la cobertura de las citadas subvenciones.

El consumo nacional de GLP es de 750,000 a 800,000 galones diarios, que representan aproximadamente 24 millones de galones mensuales. La Fundación Economía y Desarrollo estima que la compensación al consumo del combustible le cuesta al Estado entre RD$9,319 y RD$10,166 millones.

Respecto al subsidio a la electricidad, el pasado gobierno pagó, en los primeros seis meses del año, alrededor de RD$12,000 millones por concepto del mismo.

“La demanda del FMI, sobre la reducción del déficit fiscal, es vieja, lo que ocurre es que en el gobierno del expresidente Hipólito Mejía no se tomó en cuenta y por eso aumentó la deuda con la banca privada. Eso fue lo que conllevó a que no se renovara la segunda versión de la carta de intención del convenio, pero además, antes de las elecciones presidenciales el acuerdo se suspendió, y por eso el país no ha recibido los desembolsos que el FMI tenía previsto dar desde esa época”, expresó Cuello.

COSTO POLITICO

Sobre el costo político de la eliminación de los subsidios expresó que va a ser mínimo, porque los que realmente lo necesitan reciben ayudas a través del programa gubernamental “Comer es Primero”, que beneficia a 250,000 familias “verdaderamente pobres”.

El pasado 23 de agosto, en una reunión del Consejo de Gobierno, se le recomendó al Presidente Leonel Fernández la suspensión de las subvenciones a la electricidad, y al GLP destinado al uso vehicular e industrial, y mantenerlo al consumo doméstico.

Hasta diciembre se beneficiarán los choferes del mismo, porque a partir de enero el subsidio será absolutamente focalizado, de acuerdo a las programaciones del gobierno.

NOMINA Y POPULISMO

La disminución de la nómina pública es un elemento que aflora en la discusión sobre déficits fiscales. Sobre esto Cuello consideró que “tiene que bajar inevitablemente, pero de una manera científica, no populista”.

La nómina apenas representa el 4% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que los subsidios más del 8% del PIB, refirió Cuello al destacar que se debe cortar por donde haya un verdadero impacto.

A juicio de Cuello, “si se reduce la nómina a la mitad apenas estaríamos cortando 2% del PIB. Por eso cuando planteo la parte científica me refiero a que la tercera parte de la empleomanía está en edad de jubilación, y se supone que existen los fondos acumulados para pagarla”.

“Los dos tercios restantes deberían restarse de los puestos que no son necesarios. La reduccion de empleos es importante, pero no tanto como los subsidios, pero tampoco se puede caer en injusticias por no reconocer las prestaciones laborales de los empleados públicos”, agregó Cuello.