La tenacidad de Hezbolá sorprende 
Soldados israelíes dicen que guerrilleros no temen  morir

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/6A0F1C90-EC80-46B8-B01F-BB8B3CA8439B.jpeg

FRONTERA ISRAEL-LIBANO (AP) _ Efectivos de las fuerzas armadas israelíes que regresan del frente en Líbano intercambian experiencias en las que hablan de combates con un ejército de guerrilleros inteligente, bien preparado y despiadado, cuyos miembros parecen no temerle a la muerte.

Los soldados describen que los guerrilleros de Jezbolá se ocultan entre civiles y en bunkers o refugios subterráneos de dos y hasta tres pisos de profundidad, los cuales _dicen_ son una evidencia de que Jezbolá ha planeado esta batalla durante muchos años.

“Es difícil derrotarlos’’, expresó un soldado. “No le temen a nada’’, aseguró.

Los efectivos, que en su mayor parte declinaron identificarse por órdenes de superiores, narraron intercambios de disparos desde casas sobre calles de poblados, así como la súbita aparición de guerrilleros de Jezbolá de entre arbustos para abrir fuego con rifles de asalto Kalashnikov, lanzagranadas y misiles antitanque.

Los comentarios de los soldados pusieron en relieve los enormes desafíos que enfrenta Israel mientras intenta neutralizar a Jezbolá, el cual capturó a dos soldados israelíes el 12 de julio en una temeraria incursión interfronteriza que provocó una feroz respuesta de Israel.

A pesar de la gran capacidad del armamento de Israel que _dice_ ha causado la muerte de unos 100 combatientes de Jezbolá, algunos analistas militares estiman que la guerra no va particularmente bien para el estado judío, que encuentra una resistencia más dura de la esperada.

No ha logrado que los guerrilleros retrocedan significativamente ni evitado que centenares de cohetes de Jezbolá impacten en el norte de Israel.

En los últimos días Israel ha luchado por el control del pequeño poblado de Maroun al-Ras en el sur libanés que está localizado en la cima de un monte a menos de 500 metros de la frontera. El ejército dijo que tenía una considerable presencia en la población, pero los intercambios de disparos y el estruendo de los obuses de artillería seguían escuchándose el domingo mientras aviones y helicópteros atacaban posiciones internas.

Los enfrentamientos en Líbano, dijeron, muestran que los guerrilleros utilizaron los seis años desde el retiro israelí del territorio libanés para construir refugios, almacenar armas y estudiar tácticas.

“Tienen un buen conocimiento de dónde estamos, qué hacemos, qué armas tenemos’’, comentó el soldado Michael Sidorenko, de 21 años, cuando descansaba a la sombra de un señal carretera con otros efectivos de combate al tiempo que se escuchaban fuertes disparos y constantes explosiones.

Pero es mejor combatirlos ahora que después, cuando podrían estar más fuertes, manifestó.