La trampa de la Autopista Duarte

Dos más dos son cuatro…. Cuatro y dos son seis…. Seis y dos son ocho… y ocho dieciseis… y… una pila más son igual… ¡al desorden de la Autopista Duarte!

¡Píndaro!…. ¿Y qué barullo es este que estás armando hoy en el HOY?

Jajajajajajajajaa… Es que luego de unos 17 años de estar viajando todos los jueves a la gran ciudad de los 29 Caballeros… ¡doy gracias a Dios por estar vivo!

¿Cómo así, Píndaro?… ¡Epa!… Rebájale algo!… Lo primero es que… al hablar de Santiago, se habla de “30” Caballeros… y no “29” como tú dices…

Es que el número 30 soy yo… que, aunque ahora vivo en la capital… ¡siempre seré de esa gran urbe!

Ahhhh…. ¿Y por qué te refieres de dar gracias a Dios por estar vivo?

Uffff…. Muy sencillo, Herminio… He visto que muchos se han ganado unos cuartos ampliando y tapando hoyos en esa vía cada cierto tiempo, pero nunca le han metido mano a eliminar la vagabundería de que todo el que tiene un negocito en cualquiera de los lados de la vía, rellena la zanja del medio y prepara un cruce para que, a los que les dé la gana, puedan cruzar a su negocio…

Anda al carayyyyy…. ¿Y ahora es que tú te das cuenta de esa jeringa?

Noooooo…. Ahora es que veo cómo han aumentado los accidentes… y ahora también me están saliendo-desde yo no sé de dónde- unos jodidos “muertoristas”… Tan preocupado he estado que, en mi último viaje de esta semana, “me senté del lado del pasajero” y me puse a contar todos y cada uno de los “cruces privados” que han sido construidos en la carretera…

¡Cóntrale!… ¿Y… no te cansaste?

Nooooo…. Del kilómetro 13 de la capital pa’ Santiago conté Doscientos Setenta (270) rellenos totales… y, a mi regreso, conté los cruces autorizados por las autoridades para retorno en vía, o para cruces en zonas urbanas… Estos son sólo Setenta y Dos (72)… ¡Te confieso que la cifra de todo lo anterior por poco me deja sin pelo!

Pero… ¿Cómo así?… ¿Son tan poquitos los cruces autorizados?

El problema no son los autorizados… sino los puentecitos cementados –no autorizados- para el pase de “muertoristas” que dicen “necesitan ganarse el pan” como motoconcho cada día… y, los cruces rellenos y asfaltados como si fueran parte de la autopista… ¡sin serlos!

Oye Píndaro… en estos días me puse a investigar cuántas muertes han ocurrido en esa “autopista de la muerte” en los primeros cuatro meses de lo que va de este año… y, te confieso que… ¡me quedé con la boca abierta y de una sola pieza cuando vi los números publicados por AMET! Y sólo en estos primeros cuatro meses van 46 accidentes graves… y, ¡en un 54% de ellos se han visto envueltos “muertoristas sin casco”!

¡Anda al caray!… ¡Qué pena! Eso me lleva a revelarte mi secreto de esta semana: Los rellenos colocados medalaganariamente en la Autopista Duarte, en el tramo de la capital a Santiago… ¡son Ciento Noventa y Ocho (198)!…. ¡Eso es un abuso!… Tanto de parte de los que se han atrevido a construirlos-porque les beneficia a sus negocios-, como de las autoridades que construyen la carretera y luego sólo aparecen cuando se quieren ganar unos cuartos bacheando, o tirándole más asfalto a los pedazos que- por razones que nunca son explicadas convincentemente- y casi siempre se viven dañando.

Ajá, amigo Píndaro… Si yo te ayudo, matemáticamente, eso me da un valor de referencia numérica que provoca que el poco pelo que me queda se me desaparezca! ¡La cantidad de Pases No Autorizados son el 73% del total de los cruces en la Autopista Duarte!… ¿De quién habrá sido este negocio de permitir semejante vagabundería?

¡Eso pesa más que un gato de carro!… ¿Quién le pone el cascabel al gato”?