- Publicidad -
Vie 5 de junio del 2020
26.3 C
Santo Domingo
Inicio Vivir La trombosis venosa profunda aguda

La trombosis venosa profunda aguda

- Publicidad -

Doctora Elsa Rollán Saint-Amand

Cirujana vascular y endovascular Servicio de Cirugía Vascular Periférica, HGPS.
Las enfermedades venosas de las extremidades inferiores están muy influenciadas por la posición erecta de la raza humana, y el deterioro del retorno de la sangre venosa hacia el corazón en contra de la gravedad contribuye al desarrollo de trombosis venosa aguda e insuficiencia venosa crónica.

Este tema ha sido causa de estudio y preocupación desde hace mucho tiempo. Los primeros registros sobre la insuficiencia venosa y sugerencias para su tratamiento los encontramos en el papiro de Ebers, alrededor del año 1550 a. C. y la primera ilustración de una vena varicosa, que se encontró en Atenas al pie de la Acrópolis, data del siglo IV a. C.

La trombosis venosa profunda consiste en la formación de un coágulo de sangre en las válvulas venosas, habitualmente de las piernas, que va creciendo hasta obstruir por completo la vena afectada.

Lo habitual es que -si no se trata- este coágulo vaya avanzando hacia los territorios más proximales y que se desprendan coágulos que lleguen hasta el pulmón causando así un tromboembolismo pulmonar.

Las complicaciones de la trombosis venosa profunda (TVP) aguda, la embolia pulmonar (EP) y el síndrome postrombótico son importantes no solo como la causa evitable más común de muerte en los hospitales, sino también como una fuente de morbilidad importante a largo plazo, causando malestar entre la población que la sufre, bajas laborales y deterioro de la calidad de vida. Es por esto que consideramos de suma relevancia el conocimiento de estos procesos tanto en el ámbito médico como entre la población general, para entre todos crear conciencia de su importancia y centrarnos en su prevención.

Para poder prevenir y tratar adecuadamente estos procesos es esencial conocer la fisiopatología y la evolución natural de la TVP.

Tríada de Virchow. Existen tres factores de gran importancia para el desarrollo de una trombosis venosa, conocidos como “Triada de Virchow”. Estos son:

1) anomalías en el flujo sanguíneo,

2) anomalías de la sangre, y 3) lesiones vasculares.

Con el tiempo, estos factores se han ido desarrollando y profundizando cada vez más. Ahora se sabe que las anomalías del flujo nos determinan la localización del trombo venoso, que las anomalías de la sangre incluyen los déficits del sistema de coagulación y los factores que lo alteran, y que las lesiones del endotelio vascular son más importantes que las lesiones traumáticas visibles. Sin embargo es claro que el origen de la TVP suele ser multifactorial y que hay que individualizar con cada paciente.

ZOOM

Síntomas

Generalmente van a depender de la localización del trombo. Mientras más proximal sea este, mayores síntomas presentará el paciente.

Edema: la inflamación de la pierna afectada suele ser el primer síntoma y ocurre de manera brusca y uniforme en toda la extremidad.

Dolor: primero solo a la palpación, luego se acentúa con la movilización provocando incluso cojera y luego progresa hasta ser constante.

Calor: en ocasiones se produce una tromboflebitis, y en esta fase la pierna aumenta su temperatura incluso hasta pasar los 38ºC.

Cambios cutáneos: La piel puede presentar varios cambios dependiendo de la gravedad de la trombosis. Puede estar pálido-azulada (Flegmasia Alba Dolens), rojo-cianótica, e incluso en los casos más graves, cianótica y fría (Flegmasia Cerúlea Dolens)

- Publicidad -
- Publicidad -

La Pregunta de Hoy

¿Cuál de estos 3 candidatos presidenciales ha tenido mejores acciones contra el coronavirus o COVID-19?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Santo Domingo
nubes dispersas
26.3 ° C
27.2 °
25 °
88 %
2.1kmh
40 %
Vie
32 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
30 °

Manténgase conectado

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here