La verdad de las bebidas estimulantes

http://hoy.com.do/image/article/148/460x390/0/96694FF2-0043-4788-AD60-A07A16A60891.jpeg

LILIANA CEPEDA
l.cepeda@hoy.com.do
El consumo de bebidas y alimentos estimulantes se ha puesto muy de moda últimamente. Su auge  se debe, en gran parte, al deseo de las personas de incrementar de forma rápida su energía y vitalidad a la hora de realizar sus actividades.

La mayoría de estos estimulantes forma parte de la dieta diaria, dentro de los que se encuentran el café, el té y otras bebidas industrializadas que existen en el mercado, que se ingieren frecuentemente para calmar tensiones y reanimar el cuerpo.

Pero ¿conoce usted la realidad de este tipo de productos? Para aclarar estas dudas, ¡Vivir! conversó con la doctora Maritza Arbaje, nutricionista y sexóloga, acerca de las verdaderas consecuencias que acarrea el consumo en exceso de este tipo de productos.

La doctora Arbaje explicó que los estimulantes no son más que sustancias activas que actúan directamente en la circulación haciendo conexión con el cerebro.

Esto quiere decir que a mayor estímulo, mayor energía. “Dependiendo de cómo la persona se sienta, decide hacer una actividad, que por más difícil que sea, si tú estas dispuesta todo te fluye. La disposición emocional es fundamental”, aseguró.

Los estimulantes  industrializados, tan populares entre los jóvenes, trabajan para hacer que la sangre fluya más, provocando riesgos de infartos. Es por esta razón que muchos jóvenes sufren paros cardíacos.

 Arbaje apunta, que con el consumo masivo de estos productos, el nivel de alerta del organismo supera lo acostumbrado y no permite estar en una condición mental y emocional estable.

“No tienes control de tus emociones, entonces la agresión fluye más frecuentemente. Lo que necesitamos es la moderación. Cuando llegamos al extremo de estar usando bebidas  estimulantes para mantener el ánimo, estamos llevando al cuerpo a que no nos responda”, señaló.

Los alimentos.  Dentro de los alimentos estimulantes más accesibles están las especias como la nuez moscada, clavo, anela, jengibre y el chocolate.

 En sentido general todo lo que implique acelerar las acciones  y procesos  normales del organismo, es un estimulante. 

El café al igual que el té son bebidas con las que no se puede abusar porque pone a las personas en un gran estado de alerta. Además, es importante tener en cuenta que la cafeína es una de las sustancias que más calcio consume y esto causa enfermedades.