Labio leporino y paladar hendido, dos cirugías sencillas de realizar

http://hoy.com.do/image/article/335/460x390/0/D84D23DF-7579-452D-B85C-9A5A38B5B80C.jpeg

Es muy probable que algunos años atrás lo que más impacto podría causar a una madre que recién dio a luz fuese saber que su hijo o hija nació con el defecto de labio leporino o  paladar hendido.

Esto se debe en gran medida a las consecuencias que ambas condiciones traen consigo, tanto en la apariencia del niño, como en su salud mental y física.

Por fortuna, hoy día la realidad es otra. Gracias a los avances de la medicina es posible corregir este defecto a muy temprana edad del paciente mediante una sencilla y rápida cirugía.

Así lo asegura el doctor Félix Antonio Cruz Jiminián, presidente de la  Fundación Cruz Jiminián: “los labios leporinos son una patología congénita de nacimiento en la que los labios no se unieron correctamente en el momento de gestación”.

El galeno explica que luego de los tres meses de embarazo, los labios y las encías comienzan a unirse, y si por cualquier razón no se unen completamente, el niño nace con lo que se conoce como labios separados.

Cruz Jiminián explica que estos niños también pueden nacer con la patología del paladar hendido, que no es más que tener el cielo de la boca abierto.

Ambas patologías puede causar algunas complicaciones entre las que se encuentran provocar que los alimentos lleguen hasta los pulmones, por lo que se recomienda que estos niños se operen lo antes posible, preferiblemente entre los tres y seis meses de edad.

La cirugía
Es una operación sencilla con una posibilidad de éxito de 95% –  98%, que consiste en retirar la piel de los labios y volver a unirla de manera que quede lo más parecido posible a los labios normales.

Regularmente, el paciente es operado en la mañana y ya en la tarde se puede retirar a su casa.

Consecuencias
De no operarse, los pacientes de esta patología podrían tener consecuencias de orden psicológico y emocional debido al rechazo de las personas.

¿Quiénes pueden operarse?
La clínica recibe y acepta a todos los niños que lleguen con labio leporino o el paladar hendido y les da la oportunidad de operarse de forma gratuita, apunta Cruz Jiminián.

Ahora bien, prefiere esperar hasta los seis meses de edad del paciente y cerciorarse de que no tengan anemia, el virus de la gripe o alguna otra enfermedad que pueda impedir que se realice la cirugía.

¿Qué debe tener en cuenta?
El habla y el lenguaje son factores a considerar en pacientes que presenten esta condición. Conviene que el niño se examine a temprana edad para que se le practique la  cirugía reconstructiva.

De igual forma, es necesario que reciban tratamiento odontológico lo más pronto posible para estar seguros de que las mandíbulas y los dientes tengan forma y tamaño correcto.

Las frases

Félix Antonio Cruz Jiminián
Mi orientación es que toda madre embarazada sepa que su niño puede nacer así. Y que si nace así, no tengan ninguna preocupación, porque esto se resuelve en un 100% de los casos”.

La cifra

1500 casos. De operaciones registra la Clínica Cruz Jiminián desde el 1990.

Los detalles
El labio leporino (fisura labial) y el paladar hendido (fisura palatina), no son más que  anomalías congénitas de la boca y los labios. Se desarrollan cuando los costados del labio y del techo de la boca no se fusionan como deberían.

Es posible que un niño nazca con labio leporino, paladar hendido o incluso ambos. Esta presencia simultánea es más común en niños que en  niñas.

Conviene saber que la mayoría de los que nacen con una hendidura son sanos y no presentan ninguna otra anomalía congénita.

En sentido general, el labio leporino es una malformación relativamente frecuente, resultando  el 15% de todas las malformaciones.

Las claves

1. Frecuencia
Se presenta con más frecuencia en las familias que tienen un historial de esta anormalidad en alguno de los padres, en otro niño o en un pariente cercano. También puede presentarse en familias que no tengan estos antecedentes.

2. Sintomatología
La signología es por demás obvia, y se detecta inmediatamente al nacimiento.

3. Diagnóstico
Es inmediato debido a que los signos son detectan a simple vista.

4. Recomendaciones
Estos niños pueden presentar dificultades para la lactancia ya sea materna o artificial. Es por esta razón que se han diseñado aparatos especiales que les permiten mamar de sus madres o de un biberón.

5. Factor psicológico
La asesoría de un psicólogo y de distintos grupos de apoyo puede ser muy valiosa para que la familia como grupo dialogue, discutan entre ellos su situación y superen sus sentimientos y temores. Los pacientes con esta patología casi siempre pueden presentar problemas psicológicos y emocionales por el rechazo de la sociedad.