¡ LÁGRIMAS DE EMOCIÓN; JÚBILO CON LOS INMORTALES!

17_10_2016 HOY_LUNES_171016_ Deportes2 B

La mayoría de deportistas y atletas de alta competición tienen corazón de acero en el terreno de juego, pero cuando llega el momento de agradecer, sucumben en lágrimas.
Eso fue lo que ocurrió ayer en el Pabellón de la Fama en la inducción de 15 nuevos miembros en la celebración de la “Boda de Oro” de la institución.

El acto, que se inició a las 11:11 de la mañana y concluyó a las 2:24 de la tarde, estuvo cargado de muchas emociones donde los protagonistas no pudieron contener las lágrimas.

Cristóbal Marte Hoffiz, propulsor del deporte, cuando mencionó el nombre de sus padres, Aurora y Mélido, un nudo le cerró la garganta. Lo mismo cuando habló de sus hijos y el tiempo que les ha robado por estar en el deporte.

Luis Felipe López, en baloncesto, no pudo aguantar la emoción al saber que ya es inmortal de su país.

Wanda Rijo, inmortal en Levantamiento de Pesas, también sus cuerdas vocales se detuvieron un momento por la emoción cuando agradecía a todas las personas que tuvieron que ver con su éxito.

Joel Schad, en Tenis, se derrumbó cuando le agradeció a su madre y su padre, por todo el apoyo que le brindaron en su carrera.

“Gracias, mami, aunque nunca me viste jugar, siempre sentí tu presencia”, dijo.
Otro que se emocionó mucho fue Ramón Smith, en Tae Kwon Do, quien dijo que aún no cree la llamada que hizo Fernando Teruel para informarle que sería inmortalizado aquí.

Besos, abrazos, anécdotas, emoción, lágrimas, reencuentro de generaciones y un fuente vínculo amistoso que emana del deporte, fueron los principales hechos que matizaron ayer el Ceremonial número 50 del Pabellón de la Fama, que recibió 15 nuevos miembros.

Inicio del acto. El acto comenzó con una presentación de jóvenes alusiva a diferentes eventos deportivos y luego fueron entonadas las notas del Himno Nacional y el Himno del Pabellón de la Fama, a cargo del Orfeón de Santiago, bajo la dirección del reverendo padre César Hilario.

Fue así como las puertas de la inmortalidad deportiva se abrieron para recibir a los expeloteros dominicanos Vladimir Guerrero, Luis Polonia y los estadounidenses Ralph Garr y Mickey Mahler.

También a los exatletas y ganadores de múltiples medallas en eventos internacionales Wanda Rijo, en pesas; Joelle Schad, en tenis; Cosiris Rodríguez, en voleibol; Ramón Smith, en tae kwon do; Cristóbal Marte Hoffiz, propulsor en voleibol; Idalia Khoury de Castellanos, en representación de su esposo, el fenecido Justo Castellanos Díaz y Juana Arrendell, en atletismo.

Igualmente, Luis Felipe López, en baloncesto y el estadounidense Eugene Richardson, el mejor refuerzo que ha pisado un tabloncillo en la historia del baloncesto dominicano.

Richardson fue hospitalizado ayer en la mañana por problemas de la presión y el reconocimiento fue recibido por su excompañero en el club Mauricio Báez Julián -Bombo- McKelly, quien sería su edecán. Los otros dos extranjeros, Garr y Mahler, tampoco pudieron venir al país por quebrantos de salud.

Ramón Smith, una de las cumbres de las artes marciales del país, es el otro exatleta elevado ayer domingo 16 de octubre a los altares del deporte nacional. Fue un notable atleta de taekwondo, disciplina en la que ya había sido elegido al Salón de la Fama del Taekwondo mundial.

El Pabellón de la Fama también se engalanó ayer encumbrando a cuatro de los más grandes propulsores que jamás haya tenido el deporte criollo: Humberto Rodríguez, en baloncesto; César Padrón, en educación física y un fomentador de los deportes; Cristóbal Marte, responsable del salto cualitativo y cuantitativo que ha dado el voleibol femenino en las últimas tres décadas, y Justo Castellanos

Díaz, otro propulsor del deporte en todas sus dimensiones y manifestaciones.
El Ceremonial de las ‘Bodas de Oro’ del Pabellón de la Fama fue celebrado en el Auditorio del Centro Olímpico, con la presencia de personalidades del deporte y de la vida nacional, entre ellos el ministro de Deportes, Danilo Díaz; el presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luis Mejía; el exministro de Deportes Felipe Payano, y la presidenta de la Cámara de Cuentas, Licelott Marte de Barrios, hermana de Cristóbal Marte Hoffiz.

Reconocimiento. El Pabellón de la Fama dedicó su 50 Ceremonial a Luisito Pie, medallista de bronce en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y también reconoció a David Ortiz, tras su retiro de las Grandes Ligas.

El nativo de Bayaguana dio las gracias a los miembros del Pabellón de la Fama por el reconocimiento y afirmó que eso no era más que un compromiso que asumía para seguir defendiendo con orgullo y coraje la bandera dominicana en playas extranjeras.
Los actuantes. Beatriz Pirón, pesas; el yudoca Wander Mateo y la voleibolista Annerys Valdez, así como el ciclista Ismael Cruz fueron los porta símbolos (banderas nacional, del Pabellón, machete y laurel) del Ceremonial. Monseñor Jude Thaddeus Okolo, nuncio apostólico de Su Santidad, bendijo la actividad; Julio Mon Nadal dio la bienvenida a los nuevos inmortales y Nathanael Pérez leyó el mensaje de la prensa.

Todos agradecieron. Según fueron recibiendo el baño de la inmortalidad, los deportistas se dirigían al podium y desde ahí agradecieron a todas las personas que tuvieron que ver con sus inicios y desarrollo en el deporte. Mayo Sibilia dirigió los trabajos.
Scheker cerró. El presidente del Pabellón de la Fama, Luis Scheker Ortiz, defendió la elección de los nuevos inmortales.