Laguna luminosa de Puerto Rico se queda a oscuras

PUERTO RICO-LAGUNA LUMINOSA

SAN JUAN, Puerto Rico, AP. Una laguna luminosa en las costas del noreste de Puerto Rico se ha quedado casi a oscuras y los biólogos trataban el martes de determinar la causa.

Las teorías van desde un aumento en los desechos de la construcción hasta las inclemencias del clima, pasando por el retiro de manglares para permitir el paso de botes más grandes al área.

Hemos estado recopilando datos”, dijo Carmen Guerrero, secretaria del Departamento de Recursos Naturales, en una entrevista telefónica mientras se dirigía a la Reserva Natural Las Cabezas de San Juan con un equipo de científicos para investigar el fenómeno. “Hay muchos factores posibles”.

La laguna bioluminiscente, generalmente señalada como bahía, atrae a turistas que salen por la noche en kayaks o botes desde la ciudad vecina de Fajardo para ver aguas que brillan cuando los organismos microscópicos son perturbados.

Una luminosidad verdusca envuelve las manos y brazos de los visitantes mientras los siguen en el agua. Pero la luminosidad ha disminuido tanto que los guías han tenido que cancelar giras y reembolsar a los visitantes, dijo Guerrero.

El alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, dijo a la prensa que la laguna ha estado a oscuras durante por lo menos ocho días. “Nunca hemos visto nada igual”, afirmó. Meléndez atribuyó el problema a desechos de la construcción de una planta cercana de agua y manejo de aguas residuales, y ha solicitado que la planta se traslade a otro sirio.

Pero los funcionarios relacionados con la planta niegan que esa sea la causa. Alberto Lázaro, presidente de la Autoridad estatal de Agua y Alcantarillas, dijo que la planta se necesita porque la gente echa aguas residuales a la laguna y el océano cercano.

Agregó que el proyecto, que será completado para 2016, ha sido aprobado por el Departamento de Recursos Naturales, de Puerto Rico, y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, que suministra la financiación. “Estas agencias han certificado que no afectará de manera adversa el ambiente”, dijo en una declaración.

Laura Vélez, que dirige la Junta de Calidad Ambiental, que supervisa dichos proyectos, afirmó que la planta tiene controles adecuados de erosión y sedimento y que las autoridades la inspeccionan regularmente para asegurarse de que cumpla con las normas ambientales.

Guerrero dijo que lluvias recientes y una tormenta que está ocasionando fuerte oleaje también podrían estar afectando la luminosidad de la laguna. Miguel Sastre, profesor de biología de la Universidad de Puerto Rico que ha estudiado la laguna, una de tres en el territorio, dijo que se oscureció casi totalmente en 2003 por motivos desconocidos pero se repuso un par de meses después.

Agregó en una entrevista telefónica que su principal preocupación esta vez es la construcción de la planta porque coincide con la disminución de luminosidad.